AMADROVI, mas de 20 años de lucha integral ante las drogodependencias

Con el tiempo han ido incorporando programas de intervención con personas condenadas por violencia de género o cursos de atención a cuidadores de personas dependientes.

En 1.991, un grupo de madres de Villafranca de los Barros crea una asociación ante la necesidad de buscar recursos frente al problema de drogadicción de sus hijos. Ése es el origen de AMADROVI como cuenta su coordinadora, la psicóloga Elena de La Parra: “Surgió como movilización social en una época en la que la heroína causó estragos y no existían comunidades terapéuticas”. Poco a poco, fue creciendo, evolucionando y adaptándose a los cambios de un problema sociosanitario que sigue de actualidad, “con nuevas formas, consumidores, etc.”. El objetivo es prestar una atención integral, lo que pasa por Programas de Prevención, de Atención a Menores, de Rehabilitación integral (cuentan para ello con un Centro de Día desde el 2005), y ofreciendo charlas, talleres y acciones formativas y de sensibilización allá donde se les requiere. 

En el 2010 abren un nuevo frente, y empiezan a trabajar en un Programa de Intervención para Agresores, en colaboración estrecha con el Servicio de Gestión de Penas y Medidas alternativas de Badajoz: “Se trata de ofrecer un curso de 9 meses a personas, todos hombres, que han sido imputados y condenados por un delito de violencia de género”. Se trata de fomentar su empatía, que sean capaces de ponerse en el lugar de las víctimas; de que aprendan a controlar la ira, de que entiendan que hay muchos tipos de violencia; no sólo la física, sino que hay otras más silenciosas y muy peligrosas porque derivan en situaciones muy complejas y negativas.” Por este programa han pasado más de 60 hombres: “Algunos proceden de entornos machistas, no de violencia física, pero si de una clara dominación masculina aprehendida… Otros no saben controlar su ira, gestionar sus emociones, o expresar lo que sienten… Todo esto se trabaja en este programa.”

AMADROVI también ofrece orientación laboral a las personas desintoxicadas y, en los últimos tiempos, ofrecen cursos de atención a los cuidadores de personas dependientes (junto a Fedesiba y Fademur). “Trabajamos habilidades sociales y la inteligencia emocional, también en centros educativos, como recientemente en el Instituto Fuente Roniel de Fuente del Maestre”. “Y estamos abiertos a cualquier tipo de duda, consulta,…”. Este colectivo forma parte de FEXAD, la federación Extremeña de Atención a la Drogodependencia, Medalla de Extremadura por su gran labor. 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.