Advertisement

 

El actor y narrador Pepe Maestro mantiene un encuentro con alumnos de los colegios fontaneses

“Hay que escaparse más veces del colegio para encontrar ballenas varadas, tesoros que te pone delante la vida y que pueden pasarte desapercibidos”

“Por encima de cualquier sistema educativo están las personas, yo conozco maestros maravillosos que estimulan la creatividad de sus alumnos, que fomentan su desarrollo personal” 

El actor, escritor y narrador oral Pepe Maestro ha mantenido varios encuentros  en la Biblioteca Municipal “Gómez Sara”, con alumnos de 5º de primaria de los tres colegios públicos de Fuente del Maestre. Allí, de forma interactiva y con tono cómico, ha charlado con ellos acerca de su novela “Una Pluma de Cuervo Blanco”, y les ha contado su trayectoria profesional de una forma creativa: “Dicen que estudié Filología Hispánica (incluso tengo un título), pero yo empecé trabajando en el circo. Primero de diana de un lanzador de cuchillos, pero me daba tanto miedo que lo dejé. Luego fui encantador de pulgas, luego asustador… Y sobre todo lo que me gusta es narrar con público. Contar cosas mágicas y asombrosas en las que, no soy yo sólo el que cuento, sino que lo vamos haciendo entre todos, todos vamos creando algo nuevo y mágico”. 

Cuenta este gaditano que esa vocación de buscar la magia para luego transmitirla la descubrió de niño, gracias a su padre, cuando un día, en vez de llevarle a la escuela, le llevó a la playa donde se había encontrado una ballena varada: “Fue algo iniciático. Tú sabes lo que es, para los ojos de un niño, ver ese inmenso animal tan enorme, mágico, envuelto en la niebla… Fue como encontrar un tesoro. Y en la vida hay muchos tesoros, muchas ballenas varadas. Por eso yo creo que hay que escaparse más veces del colegio para encontrar ballenas varadas, tesoros que te pone delante la vida y que pueden pasarte desapercibidos”.

Y es que “el verdadero aprendizaje”, para Maestro, “es, más allá de lo académico, saber coger las cosas, los regalos que la vida te va dando, aquello que merece realmente la pena, y que puede ser el camino que tú no tenías previamente pensado de tomar”. 

Y él cuenta fascinado cómo ha disfrutado y todo lo que ha aprendido ejerciendo de titiritero por los pueblos y plazas:” Ser titiritero, cómico por los pueblos es una experiencia maravillosa y sorprendente, abierta, y que sigue funcionando.  Además estás expuesto a que te pasen cosas impredecibles, y eso es lo bueno. Por ejemplo, una vez en un pueblecito hice una pausa para cambiar de vestuario y, cuando salí a la plaza, no había nadie… Todos se habían machado a ver un desfile de circo con enormes jaulas de fieras. Y claro, es que eso era más atractivo que lo mío… Pero no fue una desventaja. Al contrario, incorporé la experiencia al espectáculo.”

En la era de las nuevas tecnologías, de la aldea global, Pepe Maestro apuesta por “mirarnos más a los ojos, tocarnos y escucharnos, y volver  a la oralidad aprendida de aquellos abuelos y abuelas fascinantes, que sabían envolverte, encantarse y seducirte como Sherezade”.

Sobre el papel de la educación en estos temas, comenta: “Por encima de cualquier sistema educativo están las personas, yo conozco maestros maravillosos que estimulan la creatividad de sus alumnos, que fomentan su desarrollo personal” 

 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.