El alcalde fontanés destaca la gran afluencia de emigrantes fontaneses en las fiestas patronales

Sobre el festival taurino, que este año apenas llenaba media plaza, ha dicho que “hay que buscar otro formato”. También comentaba que sigue siendo un problema dónde ubicar la Caseta de la Juventud.

Las Fiestas Patronales del Cristo 2013 en Fuente del Maestre han estado marcadas por la gran afluencia de emigrantes fontaneses, como ha destacado el alcalde de la localidad, Juan Antonio Barrios: “Ha habido dos factores clave, el hecho de que las fiestas han caído en fin de semana y hemos tenido buen tiempo, y el que el Cristo se haya bajado. Me he encontrado con muchos fontaneses que me decían que  a lo mejor llevaban 15 años sin venir, y este año lo han hecho para ver el Cristo, algo de agradecer. Hacía años que no veía tanta gente en la Función religiosa del día 14”.

Sobre el pregón de Antonio Rojas, el alcalde opinaba que “fue muy cercano, llegó a la gente recordando otras vivencias como la del equipo que tuvimos aquí, y del que salió gente para jugar en 1ª o 3ª División”.

La feria de día ha sido de nuevo un éxito, máxime con esta mayor cantidad de personas: “No sólo se llenaba la Plaza de España, también había más gente aún en la Plaza del Gran Maestre. El volver a dar la paella popular ha sido un cierto, y se han repartido más de 700 tickets para la caldereta de los pensionistas.”

Por otro lado, “hay que agradecer la participación de  grupos, mayoritariamente fontaneses, en la feria de día y que haya habido gente joven en las orquestas, especialmente las que tenían sabor fontanés”. 

Lo que ha fallado este año es el festival taurino, que apenas llenó media plaza, al contrario que el concurso Gran Prix o el espectáculo de danza ecuestre. Sobre este hecho, Barrios G. comenta que “habrá que cambiar de formato y, de cara a otros años, pensar a lo mejor en una novillada con picadores o en una corrida de toros. En cuanto al Gran Prix, de momento funciona hasta que se agote el formato. Y lo del baile con caballos es algo que siempre va a funcionar aquí porque hay mucha afición a los caballos y al flamenco”.

De nuevo, el caballo de batalla vuelve  a ser la ubicación de la Caseta de la Juventud: “Ha funcionado, pero también el volumen de la música era muy alto y los vecinos me han trasladado sus molestias. La ubicación de ésta sigue siendo algo por resolver”.

Remata señalando que “lo más importante ha sido que las fiestas se han desarrollado con normalidad, sin incidentes”.