CREEX destaca el incremento de la afiliación a la Seguridad Social y exige al gobierno medidas urgentes para contener la inflación

 

La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha destacado el incremento de afiliación a la Seguridad Social en el mes de junio como principal indicador del mercado laboral, por encima del dato de bajada el número de desempleados inscritos en el SEXPE.

“En la afiliación a la Seguridad Social no hay trampa ni cartón; se pueden cuestionar los datos de número de parados por las nuevas modalidades de contrato y su consideración a efectos estadísticos, pero la afiliación no miente: hay más personas ocupadas”, ha explicado Javier Peinado, Secretario General de la CREEX.

En su opinión es muy relevante que la afiliación triplique el descenso del paro, “un dato muy positivo” y que, además, de nuevo el comportamiento en Extremadura sea mejor que en la media nacional. “No podemos echar las campanas al vuelo cuando la última EPA aún reflejaba un diferencial de más de cuatro puntos en cuanto a tasa de paro, pero sí creo que hay un indicador de tendencia que apunta a un cambio de modelo y también al esfuerzo de los empresarios por seguir creando empleo y de los trabajadores en paro por formarse y aprovechar las políticas activas”.

Reducir la fiscalidad

De todos modos, Peinado ha mostrado su preocupación por el problema inflacionista y la situación geopolítica derivada de la guerra en Ucrania. “La inflación no está empobreciendo a todos, y es hora de que el Gobierno tome medidas urgentes y eficaces para ayudar tanto a las personas más desfavorecidas como a las pymes, microempresas y autónomos, que son quienes más están sufriendo esta situación, tanto por la pérdida de poder adquisitivo como por la imposibilidad, en el caso de empresas y autónomos, de trasladar la subida de costes al mercado, porque el mercado no lo absorbe y están perdiendo competitividad”.

A esto se suma que tras dos años de pandemia “la capacidad de resistencia de microempresas y autónomos, sobre todo, está superada, y no pueden mantener una actividad en pérdidas”, ha explicado.

Por ello, el dirigente de la única organización que representa a todo el tejido productivo extremeño ha demandado una reducción “aunque sea coyuntural” de la fiscalidad directa, que alivie a familias y empresas: “es preocupante que estemos escuchando mensajes desde el Gobierno que van en sentido contrario, que abogan por incrementar la fiscalidad, lo que va contra la dinamización de la economía”, señala, para añadir: “asimismo, hay que plantear ayudas directas a familias y empresas, discriminando a quién van dirigidas, si se quiere, pero poniéndolas en marcha ya”.

No alimentar la espiral

De esta forma, Peinado indica que debe ser la acción del Gobierno sobre la fiscalidad y con ayudas directas la que frene la inflación o al menos amortigüe la escalada: “no es entendible que se reclame una subida de salarios, de costes salariales en realidad, al ritmo de la inflación. Todos sabemos que si se incrementan estos costes entramos en una espiral de inflación de segunda ronda, donde la inflación crece y se hace estructural por el aumento de costes y eso empobrece aún más a los trabajadores”.
Ante este panorama, ha demandado “altura de miras para no pedir imposibles, porque no nos negamos a un aumento de salarios, sino a que este aumento se indexe a la inflación. Hay que compartir esfuerzos y las empresas ya lo están haciendo, a la vez que, como digo, el Gobierno debe tomar la iniciativa para reducir las cargas sobre familias y empresas por la vía de las ayudas y las rebajas fiscales”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.