Después de 21 horas y 100 kilómetros, el villafranqués Luis Carlos Romero finaliza la Ultra Sierra Nevada

La Ultra Sierra Nevada tuvo su salida a las 22  horas de la noche del viernes en un entorno espectacular: el centro de la ciudad de Granada, a los pies del Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife. Desde allí el itinerario condujo a los participantes a la Dehesa del Generalife. Primeramente, 40 kilómetros en los que hubo que superar un desnivel de más de 2.500 metros para alcanzar el techo de la prueba, a los pies del Pico Veleta, a 3.100 metros de altitud. Desde allí un descenso vertiginoso condujo a la meta instalada en la estación de esquí de Pradollano, a 2.100 m de altitud. La Ultra Sierra Nevada tiene un desnivel de 5.480 metros positivos y  3.900 metros negativos.

El villafranqués Luis Carlos Romero cuenta a La Gaceta Independiente que en esta carrera es vital la hidratación y la alimentación, que debe llevarse a cabo cada media hora o una hora, como mucho. Barritas, sales minerales y geles acompañan al deportista en todo momento. Romero reconoce que, a pesar del inmenso esfuerzo (ha realizado cuatro ‘Ironman’ y, recientemente, la 'Bandolerita, un trail de montaña de 81 kilómetros por Grazalema) mañana lunes asistirá a su puesto de trabajo con normalidad, dado que no deja de ser un deporte amateur al que dedica entre dos y tres horas diarias.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.