El PP de Zafra lamenta “el deterioro que viven Ayuntamiento y ciudad ante la inutilidad del equipo de gobierno”

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zafra, a través de su portavoz, Juan Carlos Fernández, ha lamentado esta mañana la situación de “deterioro que viven el Ayuntamiento y ciudad ante la “inutilidad” del equipo de gobierno local del PSOE con José Carlos Contreras a la cabeza”.

En rueda de prensa, Fernández ha señalado que esta situación, que ya vienen denunciando los populares desde hace tiempo, ahora, se ha visto agravada y es tema de portada en los medios regionales “por causa del anuncio de un sindicato acerca de su intención de poner en conocimiento de la Fiscalía diversas cuestiones, el alcalde ha vuelto a usar sus tácticas habituales de distracción”.

“Aunque no nos vamos a pronunciar sobre la cuestión jurídica, ni tan siquiera vamos a opinar sobre si la posible denuncia tendrá algún recorrido, sí que tenemos que manifestar nuestra absoluta perplejidad ante la respuesta del alcalde que, entrevistado por una emisora de radio, se ha dedicado, como es su costumbre, a echar balones fuera e incluso a declarar que los trabajadores que percibieron determinados complementos serían tanto o más culpables que él”, señalan.

Para el PP esto es “el colmo de la desfachatez, aunque ya nos tiene acostumbrado a escudarse en los técnicos cuando las cosas no van bien. Nunca se ha visto este modo de conducirse en el consistorio zafrense. Lo que está ocurriendo es consecuencia de la situación insostenible en la que está sumido el Ayuntamiento por causa de la nefasta falta de gestión y de la incompetencia manifiesta del desgobierno local. Son muchos los ejemplos que se hacen patentes a diario”.

PERSONAL

En concreto, en materia de personal, el PP subraya que “no hay ninguna política al respecto más que la improvisación, la falta de planificación y el trabajo a salto de mata. El concejal de personal está desaparecido, y creemos que esto es también una muestra del estado de descomposición en el que vive el gobierno local”.

En este sentido, Fernández ha indicado que “224 trabajadores no perciben determinados complementos salariales desde marzo de 2021. Va para un año. Y el alcalde llegó a decir entonces que en un mes estaría resuelto el problema. Después que para junio. Estas fueron unas muestras de la más absoluta imprudencia o de la más absoluta ignorancia, puesto que el proceso de elaboración de una RPT, que es la mayor parte de la solución, necesita de mucho más tiempo para completarse”.

Así, añaden, “el alcalde intentó engañar a los trabajadores para acallar su inquietud, y se encontró con varias manifestaciones. Por cierto, en la última ha dicho que si hubiese estado en el Ayuntamiento hubiese salido a hablar con ellos”, lo que el portavoz del PP ha calificado de “curioso. ¿Lo hizo en las anteriores ocasiones? No. Es más, cuando se manifestó la policía a las puertas de Diputación dijo que le odiaban. Como llegó a sostener que había fracturas en el Cuerpo de la Policía Local y este lo desmintió con un escrito firmado por todos sus agentes sin que pidiese disculpas ni se sonrojase por semejante mentira”.

Según el PP, “el alcalde se vanagloria de que la RPT está casi lista, pero aún tiene que verse en la Mesa General de Negociación, a la que planteará el trágala de que aprobemos lo que él presente y habrá negociado privadamente con los sindicatos sin contar con la oposición, como el propio alcalde manifestó a estos. Un ejemplo más de su concepción de la democracia. La anterior RPT se aprobó por unanimidad y se negoció en la Mesa General de principio a fin, con la presencia de todos. Ahora, como cree el alcalde que el Ayuntamiento es su cortijo, quiere que el proceso de negociación esté ahormado según su criterio”.

Y añaden: “Lleva el alcalde más de seis años y medio de gobierno encadenando dos mayorías absolutas. Y en todo este tiempo no se dio cuenta de la obsolescencia lógica de la RPT, después de más de 18 años. Ni de la necesidad de regular las gratificaciones extraordinarias”, por lo que desde el PP preguntan “¿hacia dónde miraban, entonces? ¿En qué se ocupaban los concejales de Personal y el alcalde? Pues miraban al objetivo de las cámaras, al Facebook, a la propaganda, con olvido de muchas cosas que hoy le pasan factura”.

“Pero no queda aquí la cosa”, ha añadido Juan Carlos Fernández, pues “han aprobado las ofertas de empleo público a final de año, de mala manera, con desprecio a la negociación, contemplando plazas que no figuran en la plantilla. Es decir, que no disponen de crédito presupuestario. Esta es otra: desde 2019 vivimos con presupuestos prorrogados. Tampoco han sido capaces de elaborar presupuestos en 2020 y 2021. Si no hay presupuestos será también inaplicable la RPT. A ver qué proyecto presentan para 2022. Y la Bolsa de Trabajo no está vigente por no allanarse a las prescripciones de índole legal que le indicó la anterior secretaria. Y despreció el ofrecimiento que personalmente le hice para confeccionar un nuevo reglamento”.

“En el Ayuntamiento, entre el personal, el ambiente es irrespirable. Lo que venía siendo el despropósito de la falta de coherencia del Gobierno a la hora de ordenar los trabajos, ahora se ha convertido en un clamor porque el alcalde no toma medidas que reconduzcan situaciones de tensión indeseables. El alcalde está enrocado consigo mismo y no es capaz de dar solución a nada”, aseveran.

“Ahora Contreras se lamenta de la situación, pero la interventora necesitó de tres avisos para que reaccionara. Por cierto, el alcalde podía haber levantado los reparos de Intervención a los complementos de los 224 trabajadores mientras explorara soluciones para regularizar las situaciones. Lo ha hecho con otras cuestiones reparadas por la Intervención. Con esta se niega. Y el personal y la ciudadanía sufren las consecuencias de la incompetencia del equipo de Gobierno. Nunca se han visto en Zafra situaciones como las que vivimos”.

Por todo, Juan Carlos Fernández ha concluido que el “PP es partido de gobierno. Dije y después hemos repetido hasta la saciedad que queremos formar parte de la solución, para ayudar a quienes crearon el problema, si es que se dejan. Por eso, y porque tenemos el mayor respeto por el personal municipal y por los ciudadanos, tenemos también la obligación de efectuar la denuncia política ante tamaño desastre. Zafra no es Alburquerque. Lo digo rotundamente. Pero con los actuales gobernantes nada es descartable en el futuro. Con nosotros en el gobierno no ocurrirá nada de esto. Porque trabajaré, trabajaremos, desde el primer día. Porque el concejal de personal no estará de adorno. Porque escucharemos a los empleados públicos. Y, por supuesto, no consentiremos que el prestigio de Zafra como ciudad y de su Ayuntamiento acaben en la basura”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.