El sacerdote Carlos Kabanda se despide de Fuente del Maestre en una misa de acción de gracias sencilla y emotiva

Tras un año de estancia en Fuente del Maestre como vicario parroquial, y justo antes de emprender el viaje de regreso a su país, el sacerdote Carlos Kabanda celebró este miércoles 15 de septiembre en la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria una eucaristía de acción de gracias sencilla y emotiva.

Sus palabras fueron de agradecimiento a lo largo de toda la celebración: “Llegué a este gran pueblo en septiembre del año pasado, y desde el principio me acogió con alegría, me he sentido acogido y amado. Y después de un año, Dios me dice levántate, toma tus posesiones y regresa a tu país porque tu obispo te necesita”.

Carlos Kabanda, natural de Uganda, resumió su año en la localidad fontanesa con tres palabras “gracias, perdón y ayúdame más”, sin pasar por alto su devoción a la Virgen María “acogerla en la vida y en vuestro corazón. Que sea vuestra luz en los momentos de oscuridad”.

Sus últimas palabras fueron para lanzar una idea “vamos a construir un puente entre Uganda y España, entre Uganda y Fuente del Maestre, y lo vamos a hacer a través de la oración. Rezad por mí, porque yo rezaré por vosotros para que se mantenga vuestra Fe”.

En la celebración, Carlos Kabanda estuvo acompañado por el párroco de Fuente del Maestre, Francisco Javier Moreno, por sacerdotes hijos del pueblo, y por aquellos hermanos en el sacerdocio que le han acompañado durante su estancia en nuestra localidad.

En el turno de agradecimientos, Miguel González, en nombre de toda la Comunidad Parroquial, le dio las gracias “por este año de entrega, oración y servicio a Fuente del Maestre, donde nos has encontrado con Dios de forma sublime y prácticamente sin hacer ruido”.

Por su parte, el alcalde de Fuente del Maestre, Juan Antonio Barrios, comentó que “no conozco a nadie que se ha ido con tanto cariño en tan poco tiempo, y todo ello, se basa en tu carácter afable, en tu sonrisa y en tu disposición, por eso, las gracias nos corresponden a nosotros, y en Fuente del Maestre te damos las gracias por todo tu trabajo. Egoístamente nos gustaría que te quedaras con nosotros, pero en Uganda te necesitan más que aquí. Eso sí, cuando vengas a España no te olvides de pasar por nuestra ciudad”.

Y por último, el párroco de la localidad, Francisco Javier Moreno, expresó que este año “ha sido un regalo de Dios en este hombre de Dios, es de Dios porque ha tratado mucho con Dios, y nos ha transmitido la paz que encuentra en Dios. Gracias por el testimonio de Dios que nos has dado”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.