El Extremadura se queda a medias y cae en el derbi ante el Badajoz

EXTREMADURA UD 0

CD BADAJOZ  1

Otra vez comienza perdiendo y no es capaz de enmendar los errores por falta de puntería

El fútbol es impreciso y al final lo que importa es el resultado. Suele triunfar quien tiene las ideas claras y muchas veces con el corazón no basta. Esto es Segunda B y ayer el Badajoz fue un paradigma de los rivales exitosos en la categoría simplemente con un equipo ordenado que jugó con regularidad y tiene los conceptos automatizados en transiciones defensivas y ofensivas. Aparecieron sus jugadores importantes para adelantarse en el marcador y supo sufrir cuando le tocó, que fue mucho, sobre todo porque el Extremadura hizo una gran segunda parte en la que tuvo varias opciones para empatar.

Fue la historia de Dr Jekyll y Mr Hyde, y la de este último fue quien copó el primer acto donde los almendralejenses cometieron errores que pesaron demasiado y le llevaron a jugar a contra remolque. Sí otra vez.

El partido comenzó con mucha intensidad y respeto por parte de ambos equipos, los favoritos de la categoría. Cada jugaba se disputaba como si fueran los cinco últimos minutos aunque esto no se traducía en buena juego ya que fruto de la tensión de un derbi ambos conjuntos pecaban de indecisiones en demasiados pases a la hora de salir con el balón jugado.

Hubo que esperar al minuto 8 para ver el primer acercamiento con cierto peligro y tuvo que ser con un disparo desde lejos. Ante el atasco en ambas defensas, Saúl González probó fortuna desde fuera del área pero el balón se marchó medio metro por encima del larguero de la portería defendida por Saldaña. Poco trabajo tuvo en el primer acto el cancerbero pacense.

El Extremadura saltó al campo con tres cambios con respecto al partido ante el Villarubia. Rubén Mesa entró en punta en detrimento de Pastrana, que obligó a que Kike Márquez jugara por el carril izquierdo. Owona ocupó la vacante de Fran Cruz y Sergio Gil volvió al once por Elías, aunque el centrocampista tuvo que abandonar el campo al cuarto de hora por una lesión en el abductor, la misma que le privó de salir de inicio ante el Villarubia. Su lugar lo ocupó Lele, pero poco o nada cambio ya que al equipo le costaba entrar en juego y conectar con sus jugadores más creativos. Kike Márquez estuvo ausente durante los primeros 45 minutos y eso le pasó factura al equipo de Manuel.

El Extremadura lo intentó sobre todo por derecha, con Nico Hildago y Saúl González muy activos. Por este carril llegó una buena ocasión para los locales cuando Copete e Hildalgo confeccionaron una buena triangulación que acabó con un centro del área que remató por bajo Rubén Mesa; aunque el balón se topó en su trayectoria con uno de los centrales. El Badajoz se presentaba con un muro infranqueable escoltado por Sergi Maestre.

Cuando la sensación de peligro era más intensa en campo blanquinegro –ayer de celeste- llegó el gol pacense. Fue en un desajuste en la salida de balón de los de Manuel Mosquera. Otegui abrió al espacio derecho donde entraba Dani Fernández a la carrera. El lateral llegando a la cal centró por raso y dentro del área no falló Gorka Santamaría para meter el primer tanto.

El equipo de Almendralejo se quedó K.O. tras el tanto visitante y fueron estos quienes precisamente pudieron aumentar la ventaja en el marcador, primero con un disparo de Jesús Clemente que desvió Jilmar y después con un buen testarazo de Gorka Santamaría en el segundo palo tras un espectacular centro de Tomás. Fue Casto quien se ganó la nómina para mantener vivo a los azulgranas.

Alex Corredera y Gorka fueron un quebradero de cabeza para la defensa azulgrana. Ambos se aliaron en una buena transición ofensiva que acabó con un disparo de Corredera muy ajustado al pelo. Los nervios se apoderaron de los locales y estuvieron a merced de un Badajoz que en el 38 vio como Jesús Clemente estrellaba un balón en el larguero. La banda derecha del ataque pacense fue una autopista para sus jugadores.

Segunda parte

El paso por los vestuarios cambió bastante las cosas y quizás nos volvamos a hacer la pregunta de por qué siempre suele pasar esto. También se la hace Manuel. Owona dejó su sitio a Pastrana, Saúl pasó al centro de la defensa y Nico Hidalgo ejerció de lateral. No lo hizo mal, por cierto, y además se alió en bastantes ocasiones con Pastrana.

Lo intento primero a balón parado con una falta botada por Kike Márquez que remató a gol con la cabeza el más pequeñito, Saúl González, aunque en fuera de juego. Al menos así lo decretó Román Román, cuyas decisiones se ponían en duda, no porque lo hiciera mal, sino porque estamos acostumbrados a que el VAR nos las despejara en la La LigaSmartBank. ¿Nos gusta o no nos gusta el VAR? Apenas había pasado un minuto de la jugada cuando Pastrana disparó fuerte desde la derecha obligando a emplearse a fondo a Saldaña. Los de Manuel Mosquera subieron un marcha más con la entrada del extremo y entonces empezó a aparecer Kike Márquez, esta vez por dentro.

El Badajoz supo sufrir en todo momento para conservar la ventaja y en alguna ocasión puso contra las cuerdas a los azulgranas. Fue en el 65 cuando Sergi Maestre se anticipó a Kike Márquez e inició la contra con Alex Correderera. El atacante puso el balón al segundo palo donde apareció, libre de marca, Barri. La envió a una grada que volvía a estar vacía.

El carrusel de cambios en el equipo pacense no le sentó precisamente bien y lejos de reactivar al equipo le tocó sufrir aún más. En el 73, una buena triangulación de Kike Márquez y Nando Copete acabó con un disparo de Pastrana, fuerte abajo, que atajó Saldaña. Minutos después, una genialidad del capitán del Extremadura habilitó a Nando Copete que hizo bien lo difícil al superar a los centrales pero erró de cara a puerta con un disparo al muñeco.

El Extremadura tenía encerrado en su campo al Badajoz pero no lograba convertir en gol sus opciones de peligro. Viera, dentro del área, superó en velocidad a Pablo Vázquez y la puso por bajo al segundo palo. Con el meta batido estuvo a punto de llegar Pastrana para empujarla a gol pero antes apareció Tomás para enviarla a córner mientras el nuevo técnico del Badajoz, Fernando Estévez, desesperaba en el banquillo. No era para menos, su equipo se iba a llevar los tres puntos del Francisco de la Hera y ante un a priori rival directo. Solo suma un punto el Extremadura en sus dos primeros partidos y aunque la liga tiene la mitad de jornadas este año, es prematuro aventurar caminos y desencuentros. Eso sí, los dos equipos que se han llevado puntos en el municipal almendralejenses han destacado por sus ideas claras, orden y regularidad en el juego. La competición no espera. El Extremadura juega el domingo a las 12:00 en Villarrobledo.

Extremadura UD: Casto; Saúl González, Dani Pérez, Owona (Pastrana, 46’) Jilmar; Nico Hidalgo, Toribio, Sergio Gil (Lele, 15’), Kike Márquez ©, Nando Copete y Rubén Mesa (Ibrahim Viera, 70’).
CD Badajoz: Saldaña; Dani Fernández, Dani Fernández, César Morgado ©, Pablo Vázquez, Tomás; Sergi Maestre, Otegui (Barri, 65’), Jesús Clemente (Adilson, 75’), Alex Corredera (Forgas, 75’); Gorka Santamaría (Dani Aquino, 63’) e Iñigo (David Concha, 55’).
Goles: 0-1, min 22: Gorka Santamaría.
Árbitro: Fernando Román Román, asistido en bandas por Rubén Díez Díez y David García de la Loma. Amonestó por los locales a Kike Márquez y por los visitantes a Forgas.
Incidencias: Estadio Francisco de la Hera. Partido a puerta cerrada por la incidencia de la covid19 en Almendralejo.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.