En febrero abrirá en Villafranca el nuevo centro deportivo VitalFit, uno de los más grandes de Extremadura

Javier Diestre, su propietario, atiende a La Gaceta Independiente en esta entrevista donde nos cuenta las características de su nuevo proyecto deportivo

El lunes 25 de noviembre se iniciará la preinscripción con varias ofertas

Diestre explica el acuerdo al que ha llegado con el Ayuntamiento de Villafranca para el uso de la piscina climatizada por parte de los usuarios de este centro deportivo


¿Cuáles son las características principales del nuevo centro deportivo VitalFit?
El centro wellness se crea como un espacio dedicado al culto del cuerpo en su sentido más amplio, que pueda ofrecerte experiencias únicas. Contribuimos a favorecer la condición física y la salud física y mental de los clientes. Aproximadamente será un espacio de 1300 metros cuadrados, de los cuales unos 700 metros se dedicarán al aspecto físico, con una sala de musculación y una zona CrossFit (400 metros cuadrados), una sala de actividades dirigidas y otra de ciclo indoor, cada una con una capacidad para 30 usuarios. También se habilitará una sala de 100 metros cuadrados para otro tipo de actividades como charlas, talleres. Otra de las novedades será la creación de un spa urbano, con jacuzzi, baños turcos, sauna, cascada de hielo, creando un circuito de unos 45 minutos en el que el deportista puede descansar y relajarse. Por último, el gimnasio también contará con una zona social y un patio interior de 220 metros cuadrados para la realización de actividades grupales al aire libre.

¿Qué actividades se ofertarán a los clientes cuando comience a rodar este nuevo proyecto?
Con estos nuevos espacios, tan amplios, podremos adaptarnos a las necesidades e intereses que hemos ido recogiendo de nuestros clientes durante todos estos años de experiencia. Se ofertarán nuevas actividades dirigidas acordes a las últimas tendencias del fitness, como son el fitboxing, entrenamientos personalizados o hipopresivos. También ofreceremos actividades ‘express’, para clientes que tienen poco tiempo para entrenar, y entrenamientos virtuales para aquellos usuarios con horarios más difíciles de conciliar. También atenderemos a poblaciones juveniles e infantiles, así como grupos con características muy específicas que, con la formación del staff técnico, pueden ser incluidos dentro del programa de actividades.

La nueva ubicación, al lado de la ciudad deportiva de Villafranca, se antoja muy propicia. ¿Qué beneficios le va a aportar al cliente esta cuestión?
Efectivamente, la nueva ubicación, perfectamente integrada dentro de la ciudad deportiva de Villafranca, beneficia este proyecto empresarial, puesto que las sinergias que se pueden producir entre las distintas instalaciones beneficia la calidad de la oferta. Entre las medidas planteadas, dentro de nuestro plan de actuación, se encuentra ofrecer actividades en horario coincidente con las actividades de las escuelas deportivas, de esta forma los padres podrán entrenar a la misma vez que sus hijos lo hacen en las diferentes modalidades deportivas. Aunque sin duda la medida estrella de nuestro proyecto es crear una tarifa única, y a bajo precio, que unifique las actividades del gimnasio con el uso de la piscina climatizada. Esta opción está ya contemplada en el preacuerdo que tenemos con la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Villafranca, dirigida por Isabel Blanco Pinilla.

Un centro deportivo de estas dimensiones, uno de los más grandes de Extremadura, necesita una equipación especial en cuanto a maquinaria se refiere. ¿Cómo va a ser la inversión en este sentido?
Este centro wellness requiere un equipamiento muy costoso, con máquinas muy profesionales y de gran calidad. Gracias a la experiencia y formación que he adquirido en todos estos años, he conseguido acuerdos y alianzas con proveedores que me permitirá equipar el nuevo Vitalfit con lo último del sector, desde máquinas de cardio con patallas táctiles y acceso a internet, hasta las bicicletas de indoor, que tienen CPU para el registro de datos del usuario.
Otra inversión muy importante ha sido el spa, pero creo que repercutirá muy positivamente en la satisfacción del cliente.

¿Qué puede aportar a una ciudad como Villafranca de los Barros una instalación de carácter privado de estas características?
Este centro, que será uno de los más grandes de Extremadura, y gracias al convenio que hemos alcanzado para poder utilizar la piscina climatizada, creo que podemos compararo con el ‘Perú’ de Cáceres o el ‘Puerta Palma’ de Badajoz. El hecho de que una población como Villafranca de los Barros, con menos de 15.000 habitantes, pueda compararse en este sentido con las ciudades más importantes de Extremadura, supone para nuestra localidad un beneficio en lo social enorme, además de generar riqueza y dinamismo en Villafranca de los Barros. Como anécdota puedo comentar que todos los meses nos llaman vecinos de otras localidades preguntando por los servicios que actualmente ofertamos. Incluso dan gran importancia a la ubicación de este tipo de servicios a la hora de elegir la ciudad donde vivir.
Por otro lado, tenemos muchos clientes de localidades como Ribera del Fresno, Hinojosa del Valle, Palomas o Puebla del Prior, que vienen a Villafranca para poder entrenar, lo que indirectamente genera riqueza en nuestro entorno.
En cuanto a la apertura, ¿qué plazos tienes previsto?, ¿planteas al cliente algún tipo de oferta de apertura?
La apertura está prevista para febrero del 2020, aunque intentaremos adelantarla a enero. El próximo lunes 25 de noviembre iniciaremos la preinscripción con varias ofertas, como es el ahorro de la matrícula, spa gratuito de por vida para algunas cuotas, regalo de camiseta técnica para las 100 primeras inscripciones, entre otras ofertas. El punto de inscripción será el actual Vitalfit.

Volviendo un poco la vista atrás, ¿cuántos años llevas con tu proyecto empresarial?, ¿tenéis datos sobre el número de usuarios que han utilizado vuestras instalaciones?
 El 3 de noviembre cumplimos 5 años de funcionamiento del actual Vitalfit, por donde han pasado infinidad de usuarios. Sin tener en cuenta colegios y otro tipo de colectivos, hemos llegado a los casi 3000 usuarios en todos estos años.
Por otro lado, en el nuevo proyecto empresarial llevo trabajando unos tres años, con momentos muy duros en el que he visto caer mi sueño por falta de financiación económica, pero me he levantado después de tantas adversidades y he conseguido sacar este proyecto. Mi aspiración última es dar a Villafranca una instalación de estas características para su disfrute. Mi familia me ha apoyado en los peores momentos. En unos meses los ciudadanos podrán disfrutar de unas instalaciones únicas en Extremadura y espero a que se animen a inscribirse a partir del 25 de noviembre en este nuestro sueño, que por fin se hará realidad.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.