El SES aclara las informaciones publicadas en redes sociales sobre la partida de carne ´La Mechá´ vendida en Badajoz

En relación con las informaciones difundidas durante el pasado fin de semana, fundamentalmente a través de las redes sociales, respecto a la partida de carne mechada marca “La Mechá” vendida en un establecimiento de Badajoz, el Servicio Extremeño de Salud quiere hacer las siguientes aclaraciones:

En todos los casos en que consta como antecedente epidemiológico el consumo de carne mechada marca “La Mechá” se trata de ciudadanos que la han consumido durante su estancia en distintas localidades andaluzas, mientras que en ningún caso consta que la hayan adquirido en establecimientos comerciales de Extremadura.

En el momento del inicio del brote, el SES informó al 112 de que el consumo de carne de la marca ¨La Mechᨠpodía considerarse antecedente epidemiológico como parte de la historia clínica cuando los profesionales atendieran a pacientes con síntomas compatibles con esa enfermedad, tanto si se hubiera consumido durante una estancia vacacional en Andalucía como si hubiera sido adquirida en un establecimiento de la cadena El Corte Inglés en Badajoz, tal y como había transmitido la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.

El Servicio Extremeño de Salud, teniendo en cuenta los datos sobre la evolución del brote de listeriosis por ingestión de carne contaminada procedente de una empresa andaluza, ha considerado poco relevante desde el punto de vista del control del brote y de la protección de los consumidores el nombre de los establecimientos de Extremadura donde se comercializó ese producto el pasado mes de junio.

Durante la pasada semana, los medios de comunicación han preguntado reiteradamente el nombre de los posibles establecimientos de Badajoz donde se vendió una pequeña partida del producto afectado por la alerta, tanto al consejero de Sanidad como al gabinete de prensa del Servicio Extremeño de Salud, y en ningún caso se ha proporcionado ese nombre a los medios por entender que hacerlo público no añadía protección a los consumidores, y sí podría causar una alarma innecesaria.

En este caso, el SES ha actuado como en otros similares que se han producido anteriormente, es decir, informando al público del nombre del establecimiento afectado sólo en caso de que esa información pueda añadir protección a los consumidores

Del análisis del contenido de la nota publicada durante este fin de semana por los medios, en la que se menciona el nombre de ese establecimiento, se deduce que es una comunicación entre profesionales de un centro sanitario de la región, que luego se ha filtrado a las redes sociales por un cauce que el SES desconoce.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.