Brillante gala de la Fiesta de la Vendimia de Los Santos de Maimona

Clara Gómez Torres, representando a la Peña Taurina Victorino Martín, fue coronada como Reina de la Vendimia 2019

Ayer tenía lugar en Los Santos de Maimona el acto institucional de la Fiesta de la Vendimia, con una brillante gala celebrada en el patio de la Ermita de la Virgen de la Estrella que lucía las mejores galas para la ocasión y que acogió a más de un millar de asistentes. La representante de la Peña Taurina Victorino Martín, Clara Gómez Torres era proclamada Reina de la Vendimia 2019 en este acto, en el que también se hacía entrega de los distintivos Los Santos Excelente a los premiados Manuel Gil, Manuel Hernández y la Cofradía de la Virgen de la Estrella. Los infantiles de baloncesto de la Escuela Municipal de Deportes eran los encargados este año de portar la uva para obtener el primer mosto.

Ángela Vergara Martín (Asociación Extremeña Contra el Cáncer), Elena Estévez Domínguez (Círculo de la Amistad), Clara Gómez Torres (Peña Taurina Victorino Martín, Silvia Hernández Hernández (A Caballo por Maimona) y María Coronada Peña García (Asociación de Ayuda al Sahara), las cinco candidatas a Reina de la Vendimia de esta edición junto a sus acompañantes, se daban cita a las 21.00 horas en los Salones de Las Barandas para ser entrevistadas por el jurado, compuesto por representantes de las asociaciones participantes y por la Reina de la Vendimia 2018, Irene Venegas Sanabria.

Juan Aguilar y Mayte Benítez fueron los encargados de conducir esta gala que comenzaba recibiendo a las candidatas en el escenario. Una componente de la Asociación Infantil de Bailes Regionales La Estrella entregaba a los presentadores un sobre con la decisión del jurado, proclamando a Clara Gómez Torres como Reina de la Vendimia 2019. Su antecesora, Irene Venegas Sanabria, colocaba la corona a la recién proclamada reina que, a continuación imponía las bandas a las Damas de la Vendimia.

El mayordomo de la Cofradía de la Virgen de la Estrella, Francisco Murillo Tovar, y el alcalde de la localidad, Manuel Lavado Barroso, pronunciaron sus discursos institucionales. En sus palabras el alcalde daba la enhorabuena a la Reina y a las Damas y agradecía su compromiso e implicación. También destacaba el significado de esta fiesta como “homenaje a nuestros agricultores, los hombres del campo, los que cada día surcan los olivares y viñedos mimando y cuidando cada cepa y cada olivo para  después recoger ese fruto preciado en forma de aceitunas y dorados racimos de uvas que además de servir de su sustento anual, se convierten en las señas de identidad de nuestro pueblo cuando se transforman en nuestros afamados vinos y aceites”.

Manuel Lavado Barroso, junto a Julia Candelario Pachón, concejala de desarrollo Innovación y Turismo, y Antonio Marín, Concejal de cultura y festejos, hacían entrega a continuación de los distintivos Los Santos Excelente a los tres premiados en esta edición. “Somos un pueblo que sabe reconocer los méritos y la excelencia de sus gentes, sus empresas y sus tradiciones –apuntaba el alcalde en su discurso oficial-. Por eso, cada año, desde el Ayuntamiento otorgamos los galardones “Los Santos Excelente”. Francisco Murillo Tovar recogía el otorgado a la Cofradía de Ntra. Sra. De la Estrella, por la organización de los actos conmemorativos del XXV Aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen de la Estrella; Manuel Hernández Moreno, subía al escenario para recibir este reconocimiento a su trayectoria profesional y Manuel Gil recogía el premio a la innovación otorgado a su empresa Tierra Inquieta.

Los niños de la categoría infantil de baloncesto de la Escuela Municipal de Deportes fueron este año los encargados de portar y pisar la primera uva, un acto simbólico que estuvo acompañado por la actuación folklórica de la Asociación Infantil de Bailes Regionales. El párroco de Los Santos, Leonardo Terrazas, bendecía a continuación este primer que fue ofrecido a la Virgen de la Estrella.

De este modo daba por finalizada una nueva edición de la Fiesta de la Vendimia, que estuvo amenizada musicalmente por el Trio Cadenzza, formado por el guitarrista Juan Miguel Fernández Nogales y los violinistas David González González y Javier Fernández Portero.