ODP afirma ser “la única organización política capaz de producir ese cambio de gobierno progresista que necesita Villafranca"

La formación ha denunciado al PSOE por “incumplir las normas del juego democrático” debido a una pancarta situada en el entorno del centro de salud

Desde la ODP consideran que “necesitamos un cambio de gobierno urgente en Villafranca de los Barros. Estamos hartos de la manipulación, de la mentira y de las faltas de respeto constante por parte del alcalde y del equipo de gobierno de Villafranca”, señalan en nota de prensa.

La ODP "es la única organización política capaz de producir ese cambio de gobierno progresista que necesita nuestra localidad”. Para la formación, Ropero y el equipo de gobierno del PSOE “están agotados políticamente. Es un gobierno municipal desgastado, caduco, lo que se pone de manifiesto por toda una serie de razones”

Desde ODP lo argumentan de esta forma: “La intensa campaña electoral que están haciendo gastándose un montón de dinero en propaganda con el objetivo único de obtener buenos resultados electorales, presentando realizaciones de un período de 28 años que sobrepasan a los de la última legislatura.

Ropero se presenta como el adalid de las inversiones que se realizan en esta localidad, como si él fuera el empresario y dueño del dinero. Como contrapartida a esta pretensión, no se ayuda a los empresarios de la localidad, a los comerciantes y a los puestos de venta de la plaza de abastos. Todo se queda en la propaganda.

A todo viento pregona que somos la ciudad con más servicios del mundo mundial, cuando la realidad es que nos estamos quedando retrasados en muchos aspectos respecto a otras localidades de nuestras características como Zafra, Montijo y, por supuesto, Almendralejo. No sólo perdemos habitantes mientras otras localidades los ganan, sino que la pérdida de actividad económica, la precariedad laboral y el paro continúan apretando más y más a los villafranqueses.

El recurso a que gracias a sus amistades obtiene más cosas para Villafranca ha quedado obsoleto en el tiempo puesto que los fondos, ayudas y subvenciones que recibe nuestra localidad de las instituciones públicas son los que les corresponden en proporción a su número de habitantes, ni más, ni menos, por mucho que quiera airearse y darse el postín, todo es falso. Esas manifestaciones públicas de nuestro principal edil responden a su mentalidad caciquil y clientelar.

A lo largo de esta legislatura, Ropero ha dado muestras sobradas de que no puede seguir en la Alcaldía. En los plenos municipales, al menor suspiro muestra un comportamiento agresivo y ordinario; al menor soplo de aire adverso expresa un comportamiento agresivo y ordinario, a veces con grosería y desvergüenza, faltando al respeto a nuestro concejal, Cristóbal Torres. Todo ello, por una razón muy sencilla, el concejal de la ODP ha sido el único capaz de hacer propuestas, presentar mociones y enfrentarse a los comportamientos nerviosos y fuera de tono de Ropero.

Sin duda, este nerviosismo es el que ha llevado a Ropero a que de manera cobarde y solapada haya recurrido a artificios mentales falsos para poner a un compañero nuestro y a sus familiares en el punto de mira, y así justificar su incapacidad política para legalizar la TV, y arriesgarse durante un buen período de tiempo a que la TV local haya funcionado de manera ilegal.

Ciertas inversiones de relieve para nuestra ciudad siguen sin ver la luz o se deterioran con el paso del tiempo. Por citar algunas de las más prometidas y aireadas en los medios de comunicación local:

- El instituto, que a pesar de tantas exhibiciones, aspavientos y alharacas con las que nos lo anuncian cada período de tiempo, aún no tiene dotación presupuestaria que conozcamos, por lo que es de esperar que de una vez en esta próxima legislatura la Asamblea de Extremadura presupueste las partidas necesarias para su realización, ya que aún no están aprobadas.

- La Hospedería que se prometió hace años sigue ocupando un espacio vacío, ni ha llegado, ni se la espera.

- El vial situado detrás del parque municipal, así como los elementos que lo conforman, cada vez están más deteriorados a pesar de las grandes cantidades de dinero que se emplearon en su preparación.

- La nave para picadero que hasta la fecha no conocemos utilización alguna.

- La guardería, tantas veces prometida, que se iba a realizar en el colegio del Pilar ha quedado olvidada para los siglos de los siglos.

- Los fondos municipales, en vez de emplearse en viviendas para alquiler social con el objetivo de fomentar el bienestar y la calidad de vida de personas jóvenes y familias que las necesitan, se destinan a comprar edificios en el centro de la ciudad, algunos de los cuales siguen en stand-by, como la Casa del Folklore. Los dueños de estos céntricos edificios no pueden hacer obras de ningún tipo, se lo impiden las normas de urbanismo de la localidad, y la única solución que encuentran es vender estos edificios al Ayuntamiento.

- Se siguen prometiendo por enésima vez la recuperación y preparación de la N-630 o que se van a preparar las entradas por la carretera de Palomas y Ribera promesas todas ellas una y mil veces repetidas”.

Y continúan: “Es curioso cómo en estos últimos meses desde el Ayuntamientos se está llamando a muchísima gente para darles 15 días de trabajo y a su vez realizar obras programadas de una manera rápida y precipitada. En los momentos en los que estamos, esta actitud política conduce a la sencilla interpretación mental de que lo que se buscan son los votos, entre otras razones para que los cargos políticos municipales que cobran buenos sueldos al  año desde 50.000 a 31.000 euros, muchos miles de euros en una legislatura, quieran mantener esos buenos ingresos y presuntamente para ello quieran comprometer el voto que asegure la próxima legislatura. En muchas ocasiones, no es difícil adivinar que con tales procedimientos estamos moviéndonos en los bordes de una laguna democrática que es lo que vulgarmente se llama: el voto cautivo.

El PSOE busca los votos y luego no vuelven a dar la cara hasta el San Isidro de antes de las elecciones municipales. Es su modus operandi. Nuestro partido, ODP, siendo consciente de que es un partido pequeño, local, pero que ha estado peleando durante estos cuatro años contra los caprichos y veleidades del alcalde y su equipo de gobierno, se presenta a las elecciones locales como un partido que escucha a la ciudadanía. Nosotros no vamos a recibir a la ciudadanía de mal gusto y con cara de pocos amigos, como en algunas ocasiones lo hace la secretaria del alcalde, tampoco vamos a echar a la calle a la gente con gritos y de malas formas, porque el Ayuntamiento no es propiedad de Ramón Ropero, sino de los villafranqueses”.

Nosotros queremos un gobierno del pueblo, con el pueblo y para el pueblo. Un gobierno accesible y transparente, creado entre todas y todos. No queremos pedir el voto y luego desaparecer durante cuatro años, sino que queremos el voto, la voz y la participación de la gente durante la legislatura”.

Por ello, añaden, “presentamos, por tanto, un programa electoral estructurado en 116 medidas. Son 116 compromisos con la ciudadanía de nuestro pueblo. Son unas medidas sencillas, realizables, viables y factibles para llevar a la práctica.

Pero no queremos que el programa electoral sea algo cerrado y estático, sino que vaya recogiendo las impresiones, inquietudes y problemas de la sociedad, para hacerles frente desde la humildad y el compromiso con la ciudadanía.

El 26 de mayo tenemos una cita con las urnas y en esa cita queremos pedir el apoyo de la ciudadanía. Queremos pedir el voto de la ilusión, de la democracia, del cambio, de la transformación. Queremos acabar con un modelo de gobierno caduco que lleva décadas en nuestro municipio”, finalizan.

Denuncia

Por otro lado, ODP señala que hoy viernes han formulado una denuncia ante la Junta Electoral de Zona (JEZ) de Almendralejo “para instar al PSOE de Villafranca de los Barros a que cumpla las normas del juego democrático y a que no juegue sucio. Solo queremos tener una campaña tranquila en la que todos los partidos que nos presentamos a las elecciones tengamos derecho a expresarnos y que no venga la apisonadora de la mayoría absoluta a intimidarnos ni a coartar nuestras libertades y derechos”.

Según explican, han solicitado que se retire “de forma inmediata la pancarta de ‘Vota PSOE’ del entorno del centro de salud de Villafranca de los Barros, por no ser un lugar que se contenga en el citado acuerdo y en el que solo podían ubicar sus carteles los partidos ODP y PP”.

En este sentido, arguyen que “este lugar, previo acuerdo entre todos los partidos políticos que concurren a las elecciones municipales en este municipio, solo le correspondía a Partido Popular (puerta principal del centro de salud) y a ODP (inmediaciones/entorno del centro de salud).

En una reunión celebrada el pasado 8 de mayo en el Ayuntamiento de Villafranca de los Barros se acordó el reparto de las zonas donde ubicar la propaganda electoral”, exponen.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.