Muerte, transformación y Ser

 

Y si concebimos la vida como una evolución, cada muerte es una transformación, por ello el temor a la muerte es ignorancia, es miedo a nosotros mismos, es apego a nuestra existencia temporal y aparente. Es resistencia. Y todo lo que sea resistencia es dolor y sufrimiento. Por eso es menester dejarse fluir. De ahí que la segunda cuestión que aparece es la del miedo. El miedo, cuando hay aceptación desaparece. Y aceptación es disolución del yo particular, de todas esas corazas inventadas por el miedo. Sólo hay que pensar que el yo es el conjunto de todas las experiencias y sensaciones, no existe tal cosa como el yo, solo la sensación del momento. Y esto me traslada a la unidad con el todo. No estoy separado de la sensación, soy la sensación. Estoy siempre, porque pertenezco a la eternidad. Lo temporal es el lugar ilusorio donde habita el ego que me atrapa y al que me apego. Por eso podemos decir:

“El dolor solo existe en la resistencia.

La alegría solo existe en la aceptación.

Las situaciones dolorosas que se aceptan se convierten en gozo para el corazón.

Las situaciones gozosas que no se aceptan se convierten en dolorosas.

No existe nada llamado mala experiencia.

Las malas experiencias son sencillamente la creación de tu resistencia a lo que es.”

YOGI AMRIT DESAL.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.