Opinión. 'Me dueles, Villafranca'

Hoy es el último día de campaña. Al despertar esta mañana y materializar este hecho sentí un alivio infinito. Por fin, por fin voy a dejar de escuchar las mentiras de políticos que solo saben hablar una vez cada cuatro años y nos bombardean con sus consignas, como si la política no fuera más que eso. Acabarán las más descaradas manipulaciones y falsedades de las portadas de, tristemente, la mayoría de los periódicos del país. La palabra 'cambio' dejará de perseguirnos. Por fin, el fin de tanta hipocresía. 

 

 

Después de tanto tiempo sufriendo todo esto, y como todavía estamos en campaña, necesito expresarme. Decir lo que pienso de ese trocito de Extremadura, ese pedazo de tierra de vinos, la ciudad donde nací y crecí, Villafranca de los Barros.

Ramón Ropero es el actual alcalde de la ciudad y con seguridad afirmaría que lo será los próximos cuatro años. No dudo que este hombre ha hecho cosas buenas por el pueblo, ha tenido tanto tiempo que sería imposible que no fuera así. Tampoco dudo que ha hecho cosas mal. Pero para mí lo importante ahora es que Ramón Ropero Mancera lleva ejerciendo cargos públicos desde 1983. Más de treinta años viviendo de la política, de nuestro dinero. Más de doce años seguidos en la alcaldía de nuestro pueblo. Ya no es un servicio a la ciudadanía, para Ropero es una profesión. Representa en todas sus formas lo que es la vieja política del país, siempre de chaqueta y corbata, la política alejada de la ciudadanía. Los discursos que vienen a decir lo de siempre: Somos la mejor opción, porque te vamos a dar empleo, empleo, empleo, muchos empleos de mierda. También muchas instalaciones y fiestas para que en tu tiempo libre te gastes lo poco que ganes, te entretengas haciendo deportes y no pienses mucho. Tú vótanos cada cuatro años, y lo de hacer política, dejánoslo a nosotros.

Así estamos, que la gente en eso de la política pues no. Ni opina, para qué, si lo mejor que puede pasar es que te cojan manía en el Ayuntamiento y ya no te den ese trabajo, que es temporal y es una mierda, pero seguramente es lo que único que tienes. O puede pasar que de verdad hagas política, que te organices, que luches de forma pacífica por lo que consideras justo y te intenten meter en la cárcel hasta 6 años con acusaciones falsas.

Ramón Ropero y el PSOE, tan querido en un pueblo todavía ciego por el daño que hizo una dictadura que nunca superamos. 

Villafranca, me dueles. 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.