Editorial octubre. 'El turismo como motor de la economía'

En la pasada Feria de Zafra, la Dirección General de Turismo organizó unas jornadas para promocionar Extremadura como destino gastronómico de primer nivel.  Unos días antes se conoció que nuestra región había superado el millón de turistas este año, consiguiendo una marca histórica en el segmento de turismo rural. Nuestra región obtuvo en agosto un récord absoluto en este tipo de oferta turística, con 19.442 viajeros y 59.347 pernoctaciones según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que destaca un aumento interanual del 8,7%, frente a un crecimiento medio nacional del 5,07%.            

 

 

Coincidiendo con la inauguración de una casa rural en Ribera del Fresno, Víctor Del Moral, consejero de Fomento, anunció que Extremadura había superado los 720 negocios de turismo rural, aunque consideró que este tipo de turismo tiene todavía margen de crecimiento en la provincia de Badajoz, dado que en la actualidad tres cuartas partes de los alojamientos rurales se concentran en la provincia de Cáceres. Tierra de Barros-Zafra es la sexta comarca de la región por número de turistas, sobre un total de 12 analizadas.

Algunos de estos alojamientos rurales están centrando sus paquetes turísticos en la denominada Ruta del Vino Ribera del Guadiana, con una oferta de actividades muy interesantes para cualquier viajero. Nuestra comarca no tiene montañas ni playas, pero sí un potencial enorme en relación con el vino y todas sus actividades asociadas.

El norte de Extremadura, con La Vera y los valles del Ambroz y del Jerte, es especialmente atractivo para turistas que provienen de otras comunidades o, incluso, entre los propios extremeños. En concreto, en esta edición informamos de actividades culturales, gastronómicas y deportivas planificadas en el Otoño Mágico del Valle del Ambroz y en la Otoñada del Valle del Jerte. Una oportunidad extraordinaria para dar a conocer estas comarcas al resto de regiones.

La mejorada Red de Hospederías es un apoyo importante en el crecimiento de este turismo en contacto con la naturaleza. Asi, por ejemplo, las hospederías de Sierra de Gata y de Las Hurdes ofrecen al viajero un lugar inmejorable para conocer estas comarcas del norte de nuestra región.

En estos tiempos donde Extremadura necesita encontrar motores para su economía, sin duda el turismo, y concretamente el rural, debe ser uno de los pilares económicos de nuestra región, aprovechando todos los recursos naturales con los que cuenta Extremadura. 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.