Significativo descenso de los robos en la última campaña agrícola

La delegada del Gobierno, Cristina Herrera, y el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, José María Martínez Rangel

En la provincia de Badajoz se ha reducido hasta en un 41,62% el número de infracciones penales, pasando de 197 en la campaña anterior a 115 en ésta. Se ha recudido el número de kilogramos sustraídos de las explotaciones agrícolas en un 29%, pasando de 516.520 kilos a 366.681, es decir, 149.939 menos. También hay que destacar que se han recuperado un 150% más de kilos de aceitunas, pasando de 54.135 kilos a 135.779 kilos, es decir, 81.664 kilos más recuperado, aun cuando la cuantía total de lo sustraído esta campaña ha sido menor.


La delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, ha destacado hoy el significativo descenso de los robos en la campaña agrícola 2016/2017 en la provincia de Badajoz gracias al dispositivo especial de prevención organizado por la Guardia Civil.

“Este plan especial que ha dado unos excelentes resultados para poner cerco a uno de los graves problemas del sector agrario extremeño en los últimos años, sobre todo en el cultivo del olivar, aunque no el único”, ha advertido la delegada del Gobierno.

Cristina Herrera ha anunciado que en la provincia de Badajoz se ha reducido hasta en un 41,62% el número de infracciones penales, pasando de 197 en la campaña anterior a 115 en ésta.

Además, se ha reducido el número de kilogramos sustraídos de las explotaciones agrícolas en un 29%, pasando de 516.520 kilos a 366.681, es decir, 149.939 kilos menos.

También hay que destacar que se han recuperado un 150% más de kilos de aceitunas, pasando de 54.135 kilos a 135.779 kilos, es decir, 81.664 kilos más recuperado, aun cuando la cuantía total de lo sustraído esta campaña ha sido menor.

En la campaña del año anterior se produjeron 82 personas detenidas o imputadas mientras que este año, al bajar el número de robos, ha descendido esta cantidad a 36.

En estos últimos meses, dentro de todo este servicio especial de la Guardia Civil, han sido tres las operaciones más relevantes en las que se ha intervenido en este año 2017: Carrasqueña; Pico-Limón y Anexus.

“Creo que, objetivamente, los datos son realmente positivos y esperanzadores, unos datos que hablan por sí solos de la eficacia de las medidas puestas en marcha y de la magnífica labor de la Guardia Civil,
aunque es evidente que a aquellos agricultores y ganaderos que hayan sufrido en sus carnes algún tipo de robo en este periodo no estarán contentos. Nosotros tampoco”, ha especificado.

Cristina Herrera ha señalado que este tipo de medidas, como otras actuaciones paralelas, las han venido pidiendo las organizaciones agrarias, que están especialmente sensibilizadas con este problema.

Herrera ha recordado que “venimos de una campaña anterior, la del 2015-2016, donde se incrementaron los hurtos con respecto a campañas anteriores en las explotaciones agrícolas”.

En concreto, en esa campaña de 2015/2016 se sustrajeron un total de 551.106 kilos de aceituna durante el periodo de recolección del citado fruto, que va desde finales de septiembre hasta finales de febrero.

En concreto, esa campaña estuvo condicionada, seguramente, por los altos precios que las aceitunas tenían previsto alcanzar en las almazaras.
Entonces, la Guardia Civil detectó que muchos robos eran cometidos por grupos especializados, especialmente organizados para este tipo de hurtos.

Hay que recordar que existen aproximadamente  un total de 21.743 kilómetros cuadrados de terreno en la provincia de Badajoz que están dedicados a labores agrícolas y ganaderas.

De esta gran extensión, “lo que sin duda dificulta las labores de vigilancia y control”, son 167.543 hectáreas las que están dedicadas al cultivo del olivar, que es donde se centra la mayor parte de los robos. “Estamos trabajando en superficies muy amplias que se dedican a explotaciones agrícolas, que prácticamente no tienen punto de comparación con otras comunidades autónomas u otras provincias de nuestro país”, ha indicado Herrera.


Gran parte de los robos producidos se enmascaran con la actividad tradicional denominada ‘rebusco’, una práctica muy habitual en la provincia, y que consiste en, una vez robada la aceituna sin autorización del dueño de la finca, venderla en los puntos de venta conocidos como ‘puestos’.

La delegada del Gobierno ha destacado que “ha sido muy importante la aprobación por parte del Ministerio del Interior de servicios específicos de Fuerzas de Seguridad Ciudadana en las zonas olivareras, y los equipos Roca en las almazaras y puntos de venta, lo que ha contribuido a mejorar ostensiblemente los resultados durante la campaña 2016/2017”.

Hay que recordar que el año pasado se mantuvieron varias reuniones aquí, en la Delegación del Gobierno, con los agentes sociales afectados, representados por las organizaciones agrarias, con el fin de encontrar soluciones multifuncionales y en la que debían de estar implicados varias instituciones públicas para intentar reducir, en la medida de lo posible, estos robos.

También se aprobó el decreto sobre Trazabilidad de Uvas y Aceitunas, que entró en vigor el pasado 21 de octubre, lo que le ha dado una herramienta también importante a la Guardia Civil a la hora de poder actuar.

Por su parte, el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, José María Martínez Rangel, ha señalado que las características de las explotaciones de la provincia de Cáceres, muchas de ellas ubicadas en sierra, no permiten realizar comparaciones en cuanto al número de robos –bastante inferior- y por lo tanto los dispositivos de la Guardia Civil para impedir estos hurtos son diferentes.

Además, ha señalado que aunque el decreto sobre Trazabilidad aprobado hace unos meses ha ayudado bastante para disminuir el número de delitos, la Guardia Civil pedirá una serie de modificaciones a la hora de realizar una evaluación del mismo, dentro de dos años, para intentar de esta mejorar la operatividad.

Lo que sí ha servido, ha asegurado, es que “los enemigos de lo ajeno” cambien la organización de los robos y ahora lo intenten con mayores cantidades de aceituna cada vez que intentan cometer los delitos, aunque lo hagan en menor número de ocasiones.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.