Opinión. "Va a ser que no..."

Según contaba un periodista regional, un día volviendo de Huelva, al parar a respotar gasolina, Don Alfonso Gallardo tuvo una idea genial: "Para poner una refinería en Extremadura sólo hace falta un tubo muy largo". No se podía imaginar Don Alfonso Gallardo las repercusiones de aquella genial idea. Quizás la idea no estaba madura y habia obviado demasiadas cuestiones. No obstante, Alfonso Gallardo, no podía acometer la aventura en solitario y precisaba ayuda. En el discurso de investidura, donde Juan Carlos Rodriguez Ibarra, presentó el proyecto de Refinería Balboa dejó las cosas muy claras: "en este proyecto tiene que haber participación pública para hacer presión política en Madrid".

Leer más...

Opinión. "Las cuentas, claras por favor"

Nota del administrador: abrimos una nueva sección, de opinión, donde los lectores pueden hacernos llegar a través de nuestro email sus cartas al director.

A estas alturas de la legislatura, sin duda, ya va siendo hora de que se aclaren algunos conceptos que más de uno ha intentado enmarañar durante los siete años de gobierno de coalición progresista Socialista-IU-SIEX en Zafra. Durante siete años hemos presenciado como el gobierno ha despilfarrado el dinero de los ciudadanos de Zafra, sí, despilfarrado, porque sino no se puede entender que se hayan gastado más de 10 millones de € de ingresos extraordinarios de la privatización del servicio de Aguas y que en estos momentos la deuda viva del Ayuntamiento sea superior a 7 millones de €, exactamente 1 millón de € más a corto plazo de lo que dejó de deuda el anterior gobierno popular en Zafra.

Leer más...

Opinión. "Que se me perdone"

Leo en una entrevista a un político local en un nuevo periódico que la tarea más noble a la que se puede dedicar uno es a la política. Que se me perdone, pero con la que está cayendo y con la crisis de la democracia en la que vivimos esto es unas auténtica barbaridad. No sé si es cinismo político o autoengaño. Pero no voy a hacer argumentos ad hominen (falacias) si no que voy a argumentar la falsedad, ambigüedad y el cinismo de dicha sentencia. En primer lugar, por el principio constitucional de igualdad no creo que existan tareas más nobles que otras. Toda sociedad es un conjunto de interrelaciones que se necesitan las unas a las otras. No sé porqué un basurero realiza una tarea menos noble o digna (hay una sinonimia entre ambos términos) que un alcalde, médico o profesor. La nobleza y la dignidad residen en la persona, no en la actividad que realizan. Si uno se confunde con su actividad deja de ser hombre y se convierte en una caricatura, como ya nos recordase uno de los hombres más lúcido y libre de España: Miguel de Unamuno. Primero somos personas, después ciudadanos –que no se puede ser sin ser personas- y, por último, desempeñamos una tarea en la sociedad, un trabajo que siempre, de una manera u otra, repercute en el conjunto. Confundir nuestro ser, que tiene que ver con la libertad y la dignidad, con la función que realizamos viola el principio de igualdad y se instala en una aristocracia rancia, no en la aristocracia de la excelencia: la de la virtud cívica que esa sí la defiendo yo. La excelencia es algo que se conquista con el esfuerzo, no se otorga por el puesto o cargo que se desempeñe. Confundir esto es caer en una sociedad aristocrático-elitista-arbitraria y, como consecuencia, dictatorial. Este es el argumento ético-político de base, que, por lo demás, no habría que recordárselo a ningún político, claro está, si estos fuesen los excelentes. Pero me temo que no es el caso.

Leer más...

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.