Opinión. 'Sobre la desaparición de la filosofía'

La filosofía la han derrumbado y la hemos dejado caer. Los políticos han hecho su labor, los profesores la nuestra. La LOMCE sigue adelante con sus bárbaros planes y el profesorado sigue alienado en su trinchera de la indiferencia. Pero ahora voy a hablar de mí y de mis compañeros, de la situación penosa, lamentable y degradante en la que nos quedamos y que a la comunidad educativa le importa más bien poco. Habiendo perdido casi el 75%  de la filosofía poco queda ya por dar. Esto supone que no habrá más interinos, sustitutos para los funcionarios de carrera, eso sí, y que los funcionarios de carrera, los filósofos que llevamos décadas estudiando y viviendo para la filosofía, ahora nos queda deambular por los institutos sin saber qué vamos a dar y sin saber nada de lo que vamos a dar. Vamos, un calvario para cualquier profesor con vocación filosófica y educativa, que, en el fondo se unen porque no hay filosofía sin comunicación. Pero es que además esto es un atropello contra la educación, una burla de la ciudadanía.

Leer más...

Opinión. 'El mal radical nos acecha'

Vivimos un momento tremendamente peligroso. Estamos sentados sobre una bomba de relojería. El fascismo económico da paso al fascismo político. Da miedo ver la cantidad de jóvenes, absolutamente indocumentados e ignorantes, que se aferran a un discurso fascista porque en el fondo, ante la ausencia de los grandes relatos que daban sentido a la existencia, los estragos de la crisis, el consumismo, el posmodernismo, pues lo que nos queda es el discurso fácil. Y esto no se ve sólo en los jóvenes que han fracasado en el sistema educativo, sino que en las aulas empiezan a abundar los que defienden el fascismo y el franquismo. Los que defienden la violencia como el modo de resolver los problemas. Aquellos que no atienden al diálogo, a las razones, porque en el fondo no tienen capacidad de comprender, sólo de ser adoctrinados porque viven en un estado de perpetua ignorancia y lo que quieren son creencias que le den un asidero.

Leer más...

Editorial septiembre: 'La españolada olímpica'

Como ya conocerán perfectamente los lectores de este periódico, el Comité Olímpico Internacional decidió recientemente otorgar la organización de los Juegos Olímpicos del año 2020 a Tokio, por delante de Estambul y Madrid en la votación. El disgusto para la mayoría de los españoles fue notable, como no podía ser de otra manera. Sobre todo después de que hayamos estado escuchando durante semanas que éramos favoritos, que teníamos más de la mitad de los votos asegurados (Diario El Mundo) y que el lobby español era imparable. Una vez más hicimos la ‘españolada’, vendiendo la piel del oso antes de cazarlo. Y es que los españoles somos especialistas en sentirnos favoritos para todo y, especialmente, en el deporte. Mientras, el resto de países, Japón y Turquía, acudieron a Buenos Aires, lugar de la elección, con más humildad aparentemente, aunque los comentarista de TVE lo interpretaran como desilusión ante lo que iba a ser la victoria española.

Leer más...

Opinión. 'Cuando la ciencia se convierte en religión. El cientificismo'

Estoy explicando a mis alumnos el momento en el que surgen las ciencias y se desplaza a la filosofía declarándose incluso su muerte o desaparición. A la par un debate en las redes sociales sobre la ciencia en la que una amiga señalaba el carácter dogmático de la ciencia y la identificaba con la religión a la que la propia ciencia pretendía criticar me ha llevado, de nuevo, a reflexionar sobre el cientificismo. Pues bien, esta corriente de pensamiento, que pretende ser filosófica y, declarar, a la vez, que la filosofía ha cumplido su cometido y debe desaparecer y que cualquier otro discurso sobre la realidad no tiene sentido y que declara la primacía absoluta de la ciencia, no es ni ciencia, ni filosofía. Es una creencia ideológica infundada. Una creencia que se transforma en religión secular en manos del poder.

Leer más...

Opinión. 'Frente al multiculturalismo relativista, nacionalismos y demás creencias'

Efectivamente, señor García, usted está planteando un problema difícil que es el del multiculturalismo frente al etnocentrismo. Saltándome absolutamente toda la argumentación le diré que la solución es el interculturalismo objetivo. Y de esto es de lo que quiero hablar un poco y den ello irá la argumentación que me he saltado. No existen derechos naturales, es decir, por naturaleza no tenemos ningún derecho, todos son artificiales, son tecnología, por decirlo de alguna manera, técnica, que diría Ortega. Porque el hombre es animal cultural y su animalidad la construye culturalmente y su cultura la construye por la base animal que tiene. Naturaleza y cultura en el hombre son indisolubles. Dicho esto habría que decir lo siguiente. No existe ninguna fundamentación de los derechos humanos, me refiero a fundamentación ontológica. Los derechos tienen su base en la propia naturaleza biológica del hombre, pero surgen culturalmente, son una conquista histórica. Y desarrollo estos dos puntos. Siguiendo a los etólogos los sentimientos básicos del homo sapiens son iguales, aquí y en Pekín, ahora o hace 50.000 años. La alegría o la tristeza, el odio y el rencor. La empatía, que es la base de todo lo demás y que tiene su base neurológica en las famosas neuronas espejo. Esto es lo que permite al niño sonreír a la madre, encontrarse a gusto y seguro en sus brazos, llorar frente al extraño o lo desconocido. Son estos sentimientos los que hacen posible la sociabilidad humana. Pero el problema es que esta sociabilidad debe estar regulada, aquí entra la ética, la religión y la norma jurídica. Y, por ello, de estos sentimientos es de donde surgen las diferentes regulaciones ético-jurídicas de la historia desde el neolítico para acá. Y han sido diferentes e incluso contrarias. Pero en lo que se llama época axial, tuvimos la aparición de un concepto de persona similar que se desarrolló de diferentes modos en la historia. Es la época de Sócrates, Jesucristo y Buda. Aquí emerge el concepto de persona y de dignidad, la ética, en definitiva. Y todo ello con ansia de universalidad, pero no por imposición, no estamos en el nivel político.

Leer más...

Editorial agosto: 'Violencia de género, fracaso colectivo'

El pasado 4 de agosto Villafranca de los Barros vivió uno de los episodios más trágicos de su reciente historia. Catalina Tolosa fue asesinada. Su marido confesó el crimen al entregarse a la Guardia Civil de la localidad. Las horas y días posteriores a este terrible crimen fueron para los villafranqueses de indignación, dolor y repulsa ante semejante atrocidad. Otra vez la violencia de género había ocasionado una nueva víctima en nuestro país.

Leer más...

Opinión. '15 razones para retirar el proyecto de reforma educativa'

La educación de nuestro país ha mejorado notablemente en la etapa democrática, si bien es evidente que tiene aspectos importantes que corregir. El principal reto que debería afrontar la educación en nuestro país es lograr el éxito escolar de todo el alumnado en la educación obligatoria. Eso sí que sería aumentar en calidad y equidad nuestro sistema educativo.

Pero las medidas que acompañan el proyecto de Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa se concretan en recortes de -5.212 millones desde que el PP ha empezado a gobernar, y un compromiso con Bruselas de recortar otros 1o.000 millones hasta 2015 hasta rebajar al 3,9% del PIB el gasto público educativo, retrotrayéndonos a cifras superadas hace 25 años y situándonos a la cola de la OCDE y la UE. Recortar en educación significa que miles de menores y jóvenes recibirán una educación de peor calidad y tendrán más dificultad para permanecer más tiempo en el sistema educativo, generando una sociedad más desigual.

Leer más...

Opinión. 'Un grito en el desierto de lo real'

Tomo esta frase, el desierto de lo real, de la película Matrix, cuando Morfeo le dice a Neo, que busca la realidad, la verdad, “bienvenido al desierto de lo real”, y le muestra las ruinas del mundo que el hombre, en lucha con las máquinas, cuya guerra prácticamente ha perdido, ha dejado. Y es que la realidad, y me refiero a la realidad social, es un desierto. Un desierto de conciencia en la que los individuos no son ciudadanos, sino súbditos, en la que se prefiere, la obediencia a la libertad, en la que el miedo manda sobre los individuos y, cuando no es el miedo, pues el divertimento fácil, pan y circo de los romanos. Alienación, ausencia de pensamiento, de individualidad, de crítica, de libertad. En definitiva, falta de ilustración, de autonomía, de ser uno mismo, de pensar por sí mismo. Ése es el desierto al que me refiero. Un desierto ético, social y político. Un mundo que permanece dormido ante las injusticias, que carece de igualdad, de libertad y, sobre todo, de fraternidad, la hermana pequeña de la Ilustración nunca desarrollada.

Leer más...

Editorial julio: 'CAPEX, un ejemplo a seguir'

Recientemente, el Club Atletismo Perceiana, CAPEX, obtuvo el ascenso a Primera Nacional en atletismo. En la entrevista a su presidente, Jesús Nieto, que publicamos en el interior de esta edición, nos narra cómo un club que comenzó entrenando con 8 amigos, aprovechando la luz artificial que utilizaba la SP Villafranca en sus entrenamientos, ha conseguido con escasos apoyos institucionales alcanzar un hito histórico en el deporte extremeño. El Perceiana ha sabido, desde sus inicios, cuidar al máximo su cantera, formando a sus deportistas integralmente, inculcando disciplina y esfuerzo y mostrándose como un modelo de organización deportiva. Después de algo más de una década, ahora llegan los resultados y los éxitos, y las alabanzas de aquellos que no apoyaron este proyecto en sus inicios.

Leer más...

Opinión. 'Una vuelta hacia la esclavitud en pleno siglo XXI'

Una de las consecuencias de la organización y la lucha social durante el franquismo y los primeros años del posfranquismo fue la inclusión en la Constitución de 1978  de una serie de derechos laborales que venían a proteger la dignidad de las y los trabajadores frente a potenciales abusos que podían derivarse de la implantación de  la economía de mercado (que en realidad es lo más parecido a ley de la selva). Se introdujeron el derecho a huelga, el derecho a sindicación o el derecho a un trabajo adecuadamente remunerado, que fueron luego desarrollados en el Estatuto de los Trabajadores de 1995, junto a elementos como el convenio colectivo o el derecho al  descanso.

Leer más...

Opinión. 'Me preguntaba que...'

¿Por qué nuestros esfuerzos se centran en encontrar agua en Marte en lugar de llevarla a aquellas zonas de la Tierra donde más la necesitan? ¿Quién no es cómplice? ¿Cómo hemos llegado a un mundo donde hay muertos de hambre y muertos de anorexia? ¿Dónde venden el fármaco para revivir las conciencias? ¿Qué se nos pasa por la cabeza? ¿Cuántos son los sacrificios inevitables para que sigamos manteniendo nuestro modelo de vida? ¿Quién no ve que es necesario, para conservarlo, que otros estén muriendo?

Leer más...

Editorial junio: 'Disputas por la subida del agua'

En los últimos días, tal como detallamos en el interior de esta edición, se han sucedido declaraciones, comunicados y ruedas de prensa de los diferentes grupos políticos para valorar la subida del agua, que se va a producir en Villafranca de los Barros a partir de los próximos meses, gracias al acuerdo adoptado por el Ayuntamiento con la empresa privada ACCIONA, con una duración de 25 años. Para el Partido Popular, el acuerdo adoptado va a suponer una subida del 70% de media entre los usuarios de la localidad. El PSOE, en cambio, afirma que la subida es de 1,26 euros por persona y mes, y dice en su boletín, contraatancando al del PP, “¡qué no le líen con porcentajes!”, dando a entender que la información ofrecida en tanto por ciento es confusa.

Leer más...

Opinión. 'Es nuestro deporte: atletismo'

Se trata de superar límites, es decir, correr, correr saltando, saltar, saltar con una pértiga, lanzar diversos artefactos, cada vez más lejos o en menor tiempo. Cuando algo te gusta no sabes cuál es el motivo o la razón y hay a mucha gente en el mundo a la que le gusta desafiar al tiempo o a la distancia con el esfuerzo de su propio cuerpo. Una vez que lo pruebas, ya sabiendo de lo que se trata, empiezas a disfrutar con el mismo esfuerzo que realizan otras personas y que en sus límites superiores, alcanzados por cualidades innatas pero sublimemente trabajadas, alcanzan metas y logros que imaginas imposibles. Ser atleta y practicar atletismo, es un modo de vivir la vida, conociendo tu cuerpo y buscando la mejora en su rendimiento. Luchando contra los límites de la naturaleza y superando día a día cada meta.

Leer más...

Opinión. 'La ambigüedad de la utopía'

El pensamiento utópico es atractivo per se. Responde a la connatural esperanza del hombre. A la tercera pregunta kantiana, ¿Qué nos cabe esperar? A esta pregunta hasta el siglo XVIII daba respuesta la religión. De esta manera la teología tenía un discurso sobre el sentido de la historia y de la vida particular. El sentido de la historia es el de la salvación del hombre y el de nuestra vida, pues el de la salvación de nuestra alma, la salvación particular. El cristianismo consigue dar un sentido a los hechos de la historia. Sustituye a las estructuras políticas del imperio romano y da un sentido de trascendencia a la ciudad terrenal. De ahí su doble discurso de la ciudad terrenal y la ciudad de dios. La primera es la ciudad física, Roma y todos los imperios que han existido, la segunda es la iglesia. La iglesia ocupa Roma físicamente, pero la trasciende espiritualmente. Donde hay un cristiano allí está la ciudad de dios. La ciudad de dios no tiene límites, es la cristiandad. De ahí el proselitismo del cristianismo. Éste quiere extenderse por doquier y llevar el mensaje de dios a todas las criaturas. Porque una vez que dios sea conocido en toda la tierra y aceptado por todas sus criaturas tendrá lugar la segunda venida del mesías. Y esto supone el fin de los tiempos, el apocalipsis y la llegada del reino de dios y, con él, la restauración de la justicia universal y divina.

Leer más...

Opinión. '¿Quiénes están detrás de la LOMCE?'

Pues una pandilla de sinvergüenzas. Y en el más puro sentido ético. Una serie de señores que no sienten vergüenza de sus actos ni de sus ideas. Sus actos son estrictamente criminales. Condenan a toda una sociedad a la precariedad, crean un plan de enseñanza para aborregar, es decir, para adiestrar en el trabajo. Para crear mano de obra, no personas ni ciudadanos. Y son una serie de señores, y es decir mucho de esta pandilla de indocumentados, que ocultan el robo a gran escala, que defienden a los grandes banqueros y al capital. Que les importa un bledo la ciudadanía, la democracia y la persona. Sólo les interesa el rendimiento económico. Y son unos auténticos sinvergüenzas en el sentido ético porque no sienten vergüenza ante los demás de lo que están haciendo, incluida la nueva ley de educación.

Leer más...

Opinión. 'Nos dejan sin derechos'

Cuando comenzó la crisis, allá por 2008, los españoles y las españolas disfrutábamos, en general, de un conjunto amplio de derechos. El derecho a la salud era universal. Todas las personas, sin excepción, sabían que si tenían una enfermedad, ahí iba a estar el Estado para garantizarles, si no la cura, al menos una atención adecuada dentro de los recursos y los conocimientos que habían sido incorporados a nuestro Sistema Nacional de Salud.

 

El derecho a la educación primaria, secundaria y superior estaba protegido por un sistema de tasas y becas que posibilitaban el acceso a todas, o casi todas, las personas, independientemente de sus recursos económicos.

Leer más...

Editorial mayo. 'Control del déficit y política de expansión'

La actual situación económica que atravesamos ha puesto de manifiesto la necesidad de que cualquier Administración Pública debe aplicar la máxima de no gastar más de lo que ingresa. El control del déficit, que ahora tiende a convertirse en deporte nacional y en el que Extremadura, con gran esfuerzo, ha conseguido colocarse a la cabeza de la liga, es muy necesario por la libertad e independencia que aporta a nuestra Comunidad Autónoma para con los especuladores mercados de deuda. La demagogia barata de otros tiempos de opulencia, donde los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas gastaban a manos llenas el dinero público e, incluso, se jactaban del aumento de la deuda, ha pasado a mejor vida. Este cambio viene dado por Europa, que obligó primero a nuestro Gobierno a fijar en la Constitución límites a nuestra deuda, y después al Estado a fijar el déficit de las Comunidades Autónomas. Pero la falta de responsabilidad y la inoperancia de la clase política es tan elevada, que nuestros gobernantes ofrecen ahora la posibilidad de un déficit “a la carta”, para las autonomías, en función, no de los intereses de los ciudadanos y siguiendo criterios técnicos, sino de los de intereses políticos, des- conocidos por los ciudadanos, porque algunos de ellos se tratan en reuniones privadas entre el presidente del Gobierno y responsables autonómicos, como el de Cataluña.

Leer más...

Opinión. 'Derechos humanos y ética pública: ¿Por qué es necesario un proceso constituyente?'

La ética pública viene a contraponerse en la opinión general a la ética privada, pero como ya señalara Aranguren en “Ética y Política”, la ética pública ha de hundir sus raíces en la ética privada, pues la ética política será pública (también llamada social) cuando parte de las exigencias individuales en derechos y libertades, y atiende al individuo en una comunidad, en un espacio público.
Los derechos humanos no son derechos naturales (provenientes de la fuerza, derecho positivo e injusto), sino derechos recogidos en textos constituyentes legales de ordenamientos jurídicos que reflejan idearios como igualdad, libertad o dignidad (desde 1948 recogidos en la ONU).
Derecho no es equivalente a Justicia, pues las exigencias morales siempre han sido previas al derecho en nombre de la justicia y con intención  tipificadora (recogerse en un texto legal). Podríamos decir que es un abuso afirmar que los tribunales imparten justicia, puesto que en la mayoría de los casos aplican simplemente el derecho vigente. Así como las utopías no tienen lugar en el mundo (u-topos: fuera de lugar), la Justicia total nunca podrá alcanzarse. La utopía nos sirve de camino para afrontar nuevos retos no tipificados en derecho, para hacerlo más justo y acomodado a las exigencias morales y dignas en que se basan los derechos humanos.

Leer más...

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.