Más de 300 personas participan en el acto cívico de homenaje a las víctimas del Franquismo en Fuente del Maestre

El presidente de ARMEX, José Manuel Corbacho, ha instado al Ayuntamiento fontanés a que facilite las tareas excavación de la fosa común, exhumación de los restos y a la construcción de un Memorial

Más de 300 personas han acudido, hoy el 7 de octubre, al acto cívico en  Homenaje a las Víctimas de la Dictadura Franquista , celebrado en el Cementerio Municipal de Fuente del Maestre.

Bajo el lema “Reconocer, Recuperar y Dignificar”, ha sido organizado por el Grupo Local Pro – Memoria Histórica de La Fuente y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX), contando con la colaboración del Ayuntamiento de Fuente del Maestre.
    
El acto lo abría oficialmente el presidente de ARMHEX, José Manuel Corbacho, que ha agradecido la presencia de ciudadanos, familiares “y miembros de los grupos locales del PSOE, Podemos e IU”. “Este homenaje ha tardado mucho tiempo en llegar, demasiado, siendo Fuente del Maestre como fue una de las localidades más duramente castigadas por la represión franquista”.  “El compromiso de ARMHEX desde sus inicios, y ya vamos a cumplir 16 años, es la reivindicación de la memoria frente al olvido, de la verdad frente a la impunidad”.

Asimismo, Corbacho explicó que “esta reivindicación y reparación no puede desvincularse del contexto histórico en el que se produjeron los crímenes”.  “La reparación de la memoria democrática nunca será completa, mientras no se restituya la memoria de la II República, y de quienes dieron la vida por ella, por defender unos modelos sociales más libres y más justos”.

“Para cumplir con nuestro compromiso – ha expresado - , esperamos que sea pronto una realidad la anunciada reforma de ampliación de la Ley de la Memoria Histórica y el correspondiente proyecto de ley regional que ya se encuentra en la Asamblea de Extremadura”.

Por último, ha instado “al Ayuntamiento de Fuente del Maestre a que resuelva en sentido positivo la petición hecha desde ARMHEX hace ya varios meses, que se tomen las medidas necesarias para poder llevar a cabo las tareas de prospección encaminadas a documentar la presunta fosa común existente en este cementerio y, en su caso, a la exhumación de los restos, en caso de ser viable. Asimismo por qué no, la construcción de un memorial, como ya se ha hecho en otros sitios, con todos los nombres de las víctimas”.

 

Por su parte la historiadora fontanesa y representante de ARMHEX, Mercedes Almoril, explicó detalladamente cómo se inició y se desarrolló el proceso de represión franquista en la localidad; desde la constitución de los órganos destinados a tal fin hasta la reconstrucción de los hechos,  “ gracias a testimonios terriblemente esclarecedores”.  “La violencia estuvo presente desde los primeros instantes, a través de distintos medios como graves penas,  y de ejecuciones. El 55% de los asesinatos se cometieron entre septiembre y mediados de 1936, eran asesinatos masivos, contabilizándose 191 entre marzo y el 20 de diciembre de 1937. Más del 95% fueron hombres (más del 60% jornaleros, y el resto, cargos políticos), y algo más de un 5%, mujeres, sobre todo las que vivían en la zona del camino de Santiago, aquellas que más habían destacado en protestas sociales. Otras, por su militancia fichada, fueron rapadas, obligadas a ingerir aceite de ricino, vejadas y exhibidas a las entradas y salidas de misa, o violadas”.

Almoril también contó la historia de un vecino que, escondido en una alacena durante dos años, fue finalmente descubierto y delatado por otro vecino,  siendo sometido a un Consejo de Guerra en Almendralejo, y ejecutado: “Así se sucedían las ejecuciones sumariales mientras continuaban las redadas, los interrogatorios y esa “vaca” que circulaba por el pueblo, sembrando el pánico, en busca de inocentes. Hasta se improvisaron cárceles, en Los Frayles, en la casa de la marquesa en La Corredera o  “la checa”, para que no figuraran como desaparecidos, aunque no volvieran nunca más.”

“Somos conscientes de que faltan nombres, muchos ni figuran en los registros de defunción, pero fueron más de 300 las personas represaliadas”.

Mercedes Almoril Calero terminaba así su discurso: “Es verdad que también hubo víctimas en el otro bando, a los que se otorgaron  nichos gratuitos, sepelios solemnes, funerales oficiales  por cada aniversario y una lápida pública en la que figuraron como “caídos por Dios y por España””, para que no fueran olvidados. A los otros se les condenó al anonimato, y a sus familias a la indefensión social, que siguen sufriendo cuando se les pone trabas para el reconocimiento de sus familiares  A pesar de todo, este acto no tiene nada de venganza, lo hacemos por pura humanidad y justicia”.

A continuación, Joaquín Pascual  (miembro del Grupo Local Pro – Memoria Histórica), Salud Ramos (Podemos) y Francis Casimiro (Psoe) ha leído los nombres y apellidos de 192 víctimas.

También ha habido turno para intervenciones de familiares y amigos, recordando, una de las asistentes, que este 7 de octubre se cumplían 82 años del fusilamiento de su padre, entre otros testimonios. Durante el acto, conducido por Alfonso Suárez, otro miembro del citado grupo local, han intervenido en la parte poética – musical el guitarrista y rapsoda Miguel Ángel del Ojo y el violonchelista Arturo Samper.

El acto ha terminado con una ofrenda floral. Los asistentes han depositado claveles rojos en el lugar donde podría ubicarse la fosa común. Y se han recogido firmas para que se lleven a cabo las peticiones realizadas desde ARMHEX, y desde el Grupo Local pro memoria Histórica.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.