La Junta adjudica la licitación de la redacción definitiva del proyecto de regadío Tierra de Barros, último paso previo a las obras

 
La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, ha informado que se ha dado el último paso previo a las obras con la licitación de la redacción definitiva del proyecto de regadío Tierra de Barros por un importe de casi un millón de euros.
 
En rueda de prensa, junto con el presidente de la Comunidad de Regantes de Tierra de Barros, Isidro Hurtado, García ha indicado que el presupuesto básico de licitación salía con un importe de 1.700.000 euros y se han presentado ocho empresas de todo el país.
 
En este sentido, ha precisado que la mayor parte en Unión Temporal de Empresas (UTE), y la mesa de contratación ha acordado adjudicar la mejor puntuación, y por tanto la adjudicación, a la UTE constituida por NAVIER – INPROESA – VS INGENOVA que realizó una oferta económica de 907.500 euros, IVA incluido y lo que ha supuesto una baja respecto al precio base de licitación del 48 %.
 
En 12 meses, ‘’este proyecto debe estar redactado y a partir de ese momento hay que ponerse manos a la obra, nunca mejor dicho, ya no tiene marcha atrás’’ ha agregado.
 
La consejera ha reiterado que, desde hace más de tres años, la comunidad de regantes de Tierra de Barros y la Junta de Extremadura trabaja ‘’codo a codo’’ para convertir en realidad un ‘’gran proyecto’’ como es llevar riegos de apoyo para el olivar y la viña a casi 15.000 hectáreas en Tierra de Barros.
 
‘’Ya dijimos al inicio de esta legislatura que el regadío de Tierra de Barros era una prioridad porque va a generar empleo y riqueza en doce pueblos de esta comarca, porque va a llevar agua a 6.700 parcelas y porque va a aumentar el nivel de producción y el nivel de renta de Extremadura’’ ha añadido.
 
Begoña García ha manifestado que el proyecto básico medio ya indicó que el 63% de la superficie regable está dedicada al olivar y el 36% a la vid y que la superficie media de la parcela es de 2,2 hectáreas por finca, y por tanto, las obras del regadío de Tierra de Barros deben ser declaradas de interés general por el Gobierno de la nación y debe participar en su financiación con un tercio de los costes, la Junta con otro tercio y los regantes, con el tercio restante. ‘’Eso mismo pedimos al anterior Gobierno; y a la vista está que no lo hizo y eso mismo, pedimos a este Gobierno, y esperamos que ahora lo haga realidad’’ ha apuntado la consejera.
 
 
 
 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.