La Guardia Civil investigó a tres personas por varios delitos contra la seguridad vial

El helicóptero de la DGT captó a un vehículo que circulaba a 237Km/h por la A-66

El pasado mes de diciembre, el Grupo de Investigación y Análisis (GIAT) del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Extremadura,  coordinado con la Fiscalía especializada, realizó una serie de servicios encaminados a mejorar la seguridad vial. Es de destacar, por la gravedad de los hechos, la investigación a tres personas por la comisión de cinco delitos.
 
Una de ellas fue investigada a raíz de la denuncia interpuesta por un ciudadano, testigo de las maniobras peligrosas que realizaba un tractor agrícola. Imágenes, que grabó en vídeo y aportó como prueba incriminatoria a la denuncia. Una vez analizadas por los agentes, se pudo identificar plenamente a su conductor, que carecía de permiso de conducción al haber perdido la totalidad de los puntos asignados, siendo además reincidente en la comisión del delito.

La autoridad judicial condena a cuatro meses de prisión, un año y cuatro meses de pérdida de vigencia del permiso de conducción y a una multa económica por los delitos de conducción temeraria y hacerlo sin la correspondiente autorización administrativa.

Por otros hechos delictivos fue investigada otra persona, que circulaba por la carretera A-66 a una velocidad que superaba en 117 kms/hora el límite establecido para la vía. Imágenes y velocidad captadas por un cinemómetro instalado en el helicóptero de la Dirección General de Tráfico, que marcó 237 kms/h, y aportadas como prueba de la comisión del ilícito penal. Además, condujo de forma temeraria durante 6 minutos y 42 segundos.

Hechos puestos en conocimiento de la autoridad judicial, que condenó a su conductor  a la pena de 10 meses de privación del permiso de conducción y multa económica.

Los agentes además sorprendieron al conductor de un turismo cuando conducía manipulando un dispositivo de telefonía móvil, dándose la circunstancia de que al formular el correspondiente boletín de denuncia, intentó identificarse manifestando los datos de un familiar, con la finalidad de ocultar que había perdido la vigencia de su permiso de conducción por agotar la totalidad de los puntos asignados. Datos que fueron contrastados y finalmente investigado el delito,  quedando pendiente de celebrarse juicio.

El éxito y culminación de estos servicios en el que se detectaron los ilícitos penales, investigando y aportando las pruebas que determinaron la autoría de los hechos, posterior identificación y su puesta a disposición de la autoridad judicial de los responsables, es fruto de la estrecha coordinación con el Fiscal Delegado de Seguridad Vial de Badajoz y la Jefatura Provincial de Tráfico de Badajoz.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.