La Guardia Civil interviene en un control en Puebla de Sancho Pérez siete fardos con 225 kilos de hachís

La droga era transportada en el interior de un vehículo oculta bajo mantas   

La Guardia Civil detuvo ayer en Puebla de Sancho Pérez a un vecino de la localidad madrileña de Miraflores de la Sierra como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.

En la tarde del ayer lunes, agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana, Servicios de Intervención Rápida y Canes adiestrados búsquedas de sustancias estupefacientes de la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz, que participaban en el dispositivo de control en la carretera A-66 a su paso por el municipio pacense de Puebla de Sancho Pérez, interceptaron un vehículo ocupado por una persona.

Una vez que identificaron a su conductor y único ocupante, los agentes observaron cómo en el maletero y en el asiento trasero transportaba ocultos con mantas siete fardos, de los que el ahora detenido relató a los agentes que contenían comida para pasar el Ramadán

En la inspección, los agentes pudieron comprobar que realmente contenían tabletas de hachís, con un peso total de 225 kilos de hachís, de los que se obtendrían unas 900.000 dosis en el mercado ilícito.

Actuación con la que la Guardia Civil impidió que la droga intervenida, procedente del sur de la península, fuera transportada a la localidad madrileña de Miraflores de la Sierra, lugar de residencia del ahora detenido, para su supuesta distribución y venta.

Las diligencias instruidas, junto con la persona detenida, fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción  de Zafra.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.