La fontanesa Elena Álvarez, voluntaria en la ONG 'No name kitchen', lanza la campaña 'Postales solidarias'

Ha pasado los últimos meses como voluntaria atendiendo a refugiados en Serbia

Elena Álvarez, natural de Fuente del Maestre, ha estado durante los últimos meses como voluntaria de la ONG “No Name Kitchen” en un pueblo de Serbia, cerca de la frontera con Croacia, ayudando a jóvenes refugiados que se encuentran en un asentamiento.

La fontanesa explica que este voluntariado se encarga de “asistir a 100 chavales entre 12 y 22 años de Afganistán que están intentando llegar a Europa. La frontera serbo-croata es el punto más duro, por la política que se lleva a cabo en Croacia, por lo que estos jóvenes pueden estar parados durante meses hasta que consiguen, por suerte, cruzar. En este período de tiempo lo que hacemos es proveerles de una comida caliente al día, hecha por ellos, de electricidad para que puedan cargar los móviles y llamar por teléfono a sus familias, de agua, de duchas, o de asistencia médica básica”.

Voluntaria desde los 18 años, Elena Álvarez ha querido destacar las duras condiciones en las que viven estos refugiados: “Ellos llaman 'GAME' al tránsito desde el país que salen hasta el que llegan. Este viaje ilustra la crudeza con la que se ponen su mochila y salen a jugarse la vida, y evitar a la policía, porque en cualquier momento se puede acabar buscando un territorio seguro. Y todo ello, añadiendo, las bajísimas temperaturas que se registran en la zona, que no suben de los cero grados”.

En cuanto a la seguridad de los voluntarios, Elena Álvarez, afirma que “si tengo que tener miedo a algo, es a la policía croata, porque esta criminalización de los migrantes pasa también a la gente que ayuda, que presta su ayuda humanitaria a los refugiados, y aunque nosotros estamos seguros legalmente, para la policía croata eres persona que ayudas a criminales”.

La propia Elena Álvarez confiesa que “una vez que metes la cabeza en esto no puedes hacer como sí nada, por eso, en el tiempo que llevo aquí no soy consciente de ello, porque tengo el impulso de volver a finales de enero, pero antes me gustaría transmitir todo lo que he vivido allí con diferentes charlas para que todos conozcan las duras condiciones en las que viven estos refugiados”.

Y con la idea de que todos los interesados muestren su lado más solidario, Elena Álvarez ha lanzado la campaña “Postales Solidarias”, con las que se pueda garantizar alimentos, abrigos e higiene a unas cien personas. Estas postales se pueden conseguir al precio de 2 € en Copymás, Café San Juan, en Casa Sayago o a través de la propia voluntaria quién apunta que “el 100% de lo recaudado se destinará directamente a cubrir las necesidades de estas personas”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.