La fontanesa Amparo Santiago imparte charlas y talleres de robótica en colegios e institutos de toda Extremadura

A través de la asociación ‘Xtrene’, ubicada en Almendralejo

La fontanesa Amparo Santiago es ingeniera de diseño industrial, ha realizado un ciclo superior de Robótica y actualmente ejerce como docente de esta disciplina en colegios en institutos de la región. Un trabajo que le  apasiona y que hace a través de la asociación sin ánimo de lucro ‘Xtrene’.

Ésta, con sede en Almendralejo y coordinada por Sergio Aranda, es un espacio en el que se reúnen los ‘makers’: un nuevo perfil de personas, con altas capacidades para imaginar, diseñar y desarrollar aplicaciones tecnológicas y construir robots que mejoren cualquier ámbito de la vida. La agricultura, la educación, o la sanidad, por poner algunos ejemplos (ya existen impresoras en 3D capaces de crear tejido y órganos humanos). Además, los componentes de ‘Xtrene’ (www.xtrene.com) trabajan de forma interactiva, compartiendo siempre conocimientos y avances.

En este colectivo, Amparo Santiago se ocupa de la formación en robótica, “una competencia clave para introducirnos en el mercado laboral de los próximos años. Mi rol es impartir talleres de robótica en colegios, trabajar con niños desde los 4 a los 12 años. Así, por ejemplo, llevamos tapetes educativos en los que los alumnos, además de aprender competencias básicas como leer y escribir, también desarrollan habilidades en programación, a la vez que lo hacen jugando, disfrutando. Es fascinante la capacidad de aprendizaje innata de los niños, y cómo les resulta de motivador fabricar su propio robot. También hacemos charlas en institutos”.

Resumiendo, como expresa A. Santiago: “La robótica debe ser ya una asignatura o competencia clave: Si queremos que niños y jóvenes se desenvuelvan en el mercado laboral inminente, tenenos que prepararlos para esa revolución tecnológica”. Una formación continuada y necesaria, sí o sí,  “ya que se van a destruir millones de empleos, que serán sustituidos por otros, para los que la sociedad debe estar formada, preparada”.

Comenta además que en Extremadura, este cambio “va muy despacio, y no podemos quedarnos atrás”. De hecho, “ en algunos centros educativos se está empezando a experimentar con la robótica como asignatura extraescolar, mientras que en otros , como el colegio Puerta Palma de Badajoz comenzó el curso pasado como experiencia piloto ,y actualmente es una asignatura más”. Éste es el camino.
En ‘Xtrene’ también tienen un apartado de formación on line , diseñan proyectos o crean (y son) ‘spacemakers’: lugares abiertos en los que se reúnen personas inquietas, autodidactas,  que quieren aprender a construir sus propios aparatos o robots . Es el perfil que ha surgido en casa con internet y las nuevas tecnologías, el “hazlo tú mismo”, usando software libre, compartiendo conocimientos y de paso, reciclando.

“Es la cultura maker”, sostiene Amparo, “que ha venido para quedarse,  que encima utiliza materiales de bajo coste económico, y  cada vez hay más gente que quiere aprender a fabricarse sus propios robots domésticos”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.