La comunidad educativa del IES Arroyo Harnina se volcó en la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

El pasado 25 de noviembre el mundo entero dedicaba 24 horas al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. El IES Arroyo Harnina de Almendralejo, a través del departamento de Artes Plásticas dedicó una semana lectiva a la información, concienciación y difusión dentro y fuera de su propia comunidad educativa, acerca de las diferentes manifestaciones de una lacra que, aún hoy ocupa un papel protagonista en nuestras vidas.

La comunidad educativa del Arroyo Harnina comprobó a lo largo de la semana del 23 al 30 de noviembre cómo el arte y la denuncia social se daban la mano en sus pasillos para mostrar su indignación frente a lo que desgraciadamente es, una constante en la vida de muchas mujeres, desde la infancia hasta la senectud. Alumnado de entre 12 y 17 años quisieron servirse de la estética para promover el compromiso ético con los valores que, entre otros sectores de la sociedad, la educación defiende.

Inauguraba la semana la proyección en redes sociales del vídeo elaborado por el profesor de Dibujo Diego Ramos con estudiantes de 4º ESO C, en el que con una cuidada puesta en escena, alumnas y alumnos mostraban no sólo su rechazo a la violencia contra la mujer en todas sus formas, sino también su voluntad de contagiar esas mismas actitudes a todo aquel que visionara el montaje.

Desde el mismo lunes podía verse en las instalaciones del centro una exposición fotográfica en la que jóvenes de 3º ESO, a través de sus autorretratos, asumían por un momento el rol de víctimas como herramienta de denuncia, evidenciando que no se trata de un problema ajeno a nuestras vidas sino tan cercano que cualquier mujer puede ser la siguiente víctima. A partir del martes, los pasillos del Arroyo Harnina, las clases, el gimnasio, la biblioteca, se llenaron con siluetas que desde el suelo rezaban diferentes frases de repulsa y condena de la violencia contra la mujer.

El mismo martes, grupos de 3º y 4º de ESO, bajo la dirección del Departamento de Artes Plásticas, colgaban en los pasillos más transitados una muestra que denunciaba el masculinismo en la Historia del Arte a través de obras cuyos temas han sido normalizados a lo largo de esa misma historia. Una bella historia puede servir para edulcorar la violencia y perpetuarla o para fracturarla y contribuir a evitar su perdurabilidad. El alumnado realizó intervenciones en esas mismas obras invitando a los espectadores a reescribir la historia del arte y con ella la historia de la humanidad, desde la perspectiva femenina.

Por su parte, estudiantes de Informática de 4º de ESO, analizaron la violencia a través de la publicidad como uno de los lugares donde nuestras defensas críticas funcionan sobre mínimos y por esa misma razón directa o indirectamente contribuimos a la consolidación, reproducción y normalización de algunas formas de violencia contra las mujeres.

La semana académica finalizaba con la proyección del largometraje, del director Tim Burton ‘Big eyes’, que cuenta la historia real de la pintora norteamericana Margaret Keane, cuyos logros artísticos fueron suplantados durante una buena parte de su carrera, por el que fuera su marido que se apropio no sólo de su pintura sino del reconocimiento internacional que aún merece.

El Departamento de Orientación se sumó a esta redistribución del espacio artístico desde el compromiso, mediante la acción tutorial con los grupos de 1º de la ESO; dejando claro que el problema de la violencia contra la mujer comienza a edades muy tempranas y que nuestras menores, lo padecen en muchos casos sin tener las herramientas imprescindibles para poder identificar qué es esa misma violencia que se ejerce contra ellas.

Se visionaron cortometrajes, y se trabajó la realidad de esta violencia a través de un mural que ocupaba un iceberg, con el que el alumnado alumnos denunciaba que en muchos casos la sociedad sólo percibe con estupefacción una pequeña parte del problema, ignorando que el fondo de la cuestión es de unas dimensiones que aún desconocemos.

“Esta semana demuestra, parafraseando a Gabriel Celaya, que la educación es un arma cargada de futuro”, señalan desde el centro.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.