La Virgen de Consolación vuelve a su ermita acompañada por su pueblo

El domingo 8 de septiembre se celebraba en Feria la procesión de la Virgen de Consolación, de vuelta a la Ermita de los Mártires.

En una multitudinaria procesión, la imagen volvía a la ermita tras la misa celebrada en la parroquia de San Bartolomé. Una vez en los Mártires, como es costumbre, se realizó el besacinta y posteriormente en la caseta municipal, en el paseo de la Corredera, se celebró la tradicional subasta de productos locales, donados por los paisanos de Feria. 

El día 8 de septiembre, además de ser el día de todos los extremeños, el pueblo de Feria tenía doble celebración, ya que este mismo día es el día de la Virgen de Consolación, imagen a la cual la gran parte del pueblo tiene mucha devoción.

Tras las fiestas del patrón de la localidad a finales de agosto, los coritos se preparan para honrar a su Virgen. Comenzando con la subida de la imagen a la Iglesia de San Bartolomé a finales de agosto, en concreto este año el 25 de agosto. Coincidiendo con el último día de las fiestas en honor a San Bartolomé.

Tras la llegada de la Virgen a la parroquia, varios días después comenzaba la tradicional novena y durante este fin de semana, la nueva directiva preparó varias actividades para todos. Desde castillo hinchable y juegos infantiles hasta actuaciones musicales durante éstos tres últimos días.

El domingo, fue el cierre de esta festividad que el pueblo de Feria lo celebra con mucha devoción, acompañando a la Virgen a su casa. Además este año como novedad, durante la procesión se ha realizado una parada de la imagen en la calle los Mártires, donde un paisano le leyó unos versos escritos por su puño y letra.

 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.