Los fontaneses cuentan los días para ver bajar a 'su' Cristo

Fontaneses ayudando a colocar el Cristo en 1993

Portadores del paso, vecinos que trabajan intensamente en la decoración de calles y plazas por donde procesionará el Cristo de las Misericordias durante tres horas, emigrantes que van apareciendo por su localidad natal y la gran mayoría de ciudadanos de Fuente del Maestre esperan impacientes que llegue el 4 de septiembre, para ver bajar al cristo de su Camarín.

 

1993. Fuente del Maestre

“No hay palabras para contarlo, cómo va bajando despacio, como si andara hacia ti mirándote, y tú sientes que es así, y la emoción te desborda …” , dice un vecino que ya ha vivido varias bajadas.

Durante la procesión, el día 7, cuentan otros, “se ve a mucha gente llorando, con la emoción a flor de piel, porque es él, nuestro patrón, el que se pasea entre nosotros…”. Gentes de fuera y dentro expresan su deseo de volver a vivir este acontecimiento, y recordar a aquéllos que ya no podrán hacerlo.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.