El Extremadura comenzará a trabajar con el grupo al completo desde el lunes

Y prepara entrenamientos y partidillos en el Francisco de la Hera para adaptarse al fútbol sin público en las gradas

Pocas personas hay en el fútbol tan optimistas y que dominen el aspecto mental y psicológico de este deporte como el técnico del Extremadura, Manuel Mosquera. El gallego se muestra ilusionado con la evolución de su equipo de cara a una reanudación de la competición que cada vez está más cerca y que probablemente sea a partir del 11 de junio con el partido suspendido entre Rayo y Albacete.

Durante esta semana, la plantilla ha trabajado en dos grupos de trece futbolistas y a partir del lunes lo hará el grupo entero. “Hemos trabajado lo que queríamos pero con una especie de sensación de transición hacia al grupo, que es lo más importante”, ha indicado Mosquera una vez finalizado el entrenamiento de este viernes.

Las sesiones de las próximas semanas permitirán al cuerpo técnico incidir en el aspecto técnico-táctico con el que plantear los partidos. “Asimilar e interiorizar lo que teníamos” ha enfatizado, para reducir la carga de trabajo una vez que se vaya acercando el partido y realizar una preparación específica pensando en el mismo. “No podemos ver al Elche pero conocemos a los jugadores y sabemos cómo jugaba. Todos somos incógnitas, creo que estamos jugando con las mismas cartas y sabemos que el Elche tiene 50 puntos con lo cual es un equipo muy fuerte. Conocemos sus claves pero será una incógnita”, añadía el técnico en referencia al rival.

Una de las peculiaridades más significativas de la competición, sin precedentes en el fútbol español, es la disputa de los partidos sin público. Un factor a tener en cuenta desde el punto de vista psicológico y que ya ocurre en la Bundesliga alemana. “Es una sensación que parece que no ocurre nada, pero realmente nosotros tenemos que llevar esa sensación ganada. Sí ocurre, sí nos jugamos la vida, sí es muy importante el primer partido desde el primer minuto. Y esa es la sensación que estamos trabajando. Todo lo demás lo iremos viendo con la competición, pero del partido del Elche ya tenemos que extraer conclusiones; no podemos perder mucho tiempo para analizar”, ha advertido Manuel. Para adaptarse a esta nueva situación, el equipo tiene previsto entrenar el miércoles y jugar un partidillo el sábado en el Francisco de la Hera para  “de alguna forma acercarnos a esa sensación de competir jugándote la vida sin gente” en referencia al público en la grada, aunque matiza: “la gente va a estar ahí” apoyando al equipo.

El técnico azulgrana ha restado importancia al aún desconocimiento de fechas y su espera. “No se está haciendo larga porque nunca hemos pensado que era largo el camino, sino que cada día del camino nos venía muy bien para preparar. No nos olvidemos que está pretemporada no es parecida a las habituales de los veranos, era una pretemporada con incógnitas mentales, con incógnitas de cómo iban a venir los jugadores después de estar en casa; así que, cada día de más, nos venía muy bien. En el momento que sea la competición para nosotros, perfecto, y si es un día más, mejor; un día más de preparación” ha explicado.

El Extremadura finaliza la semana de entrenamiento este sábado a las 09:00 horas en la Ciudad Deportiva donde el calor está apretando durante estos días; aunque le resta importancia Manuel.  “Nosotros aquí no tenemos calor; ni llueve, ni hace viento ni hace frío. Es una tierra maravillosa”, ha sentenciado.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.