La Gaceta Independiente ha elaborado para el Ayuntamiento de Almendralejo un vídeo que pretende transmitir un mensaje positivo sobre el tiempo pasado y las necesarias precauciones a tener en cuenta

El Cronista Oficial de Fuente del Maestre recuerda la veneración a la ‘Cruz de Mayo’ en Fuente del Maestre

Cruz de Pedro Alonso. Fundada por Pedro Alonso Zambrano de Bolaños en terrenos de su propiedad. Dedicado a la Santa Cruz y la Buena Madre Santa María

El Cronista Oficial de Fuente del Maestre, Teodoro A. López, ha querido recordar, en este mes de mayo, y con motivo del estado de alarma en el que nos encontramos, la veneración y la importancia de la ‘Cruz de Mayo’ en la localidad. Una tradición, que según cuenta el cronista, “se enmarcaba dentro del folklore de la religiosidad popular de nuestra ciudad, con la fiesta de la Santa Cruz, que nuestros antepasados centraron su veneración en una triple ubicación”.

La primera de esa triple ubicación, explica, era “la visita a la Cruz de Pedro Alonso, diariamente durante el mes de mayo por grupos de personas devotas, mientras que en sus idas y vueltas rezaban el rosario de la Cruz. Lugar que era frecuentado por los vecinos en los hermosos días de primavera. Reclamaba una doble atención, por una parte, el decoro del recinto con flores y árboles; y por otra, la iluminación y adecentamiento de este rincón típico, que quedaba enmarcado en el ángulo de expansión industrial”. Y añade, “los responsables más directos de estas directrices recaían en la Cofradía del Santo Cristo y la delegación de cultura; puesto que les atañía en el fomento de los valores religiosos y culturales, respectivamente. El pueblo siempre seguía las orientaciones de sus guías”.

Otra de las tradiciones, apunta, consistía en “la promesa de vestir la Cruz”, en las salas de algunas casas se ornamentaba una Cruz, que eran visitadas por los vecinos el tres de mayo. Revestían techos y paredes con mantones de Manila, pañuelos de seda y colchas de colores, adornando el recinto, del modo más vistoso posible, con macetas y flores, colocando en el altar un Crucifijo grande, bajo un arco de flores. A falta de Crucifijo, formaban con palos una Cruz, siempre rodeada de velas, vasos y flores y, a veces, hasta con imágenes y espejos. Pasado el día tres de mayo, la sala era cerrada con llave hasta el día de la Ascensión u otro día de fiesta del mismo mes, antes del Corpus, que era nuevamente visitada por todos”.

Y la tercera, era la “Entrega de la Cruz, a modo de auto sacramental se representaba la búsqueda y hallazgo de la Santa Cruz”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.