La Guardia Civil desarticula un grupo criminal dedicado al hurto en establecimientos comerciales de Extremadura

Se les implica en la comisión de 27 delitos de hurto perpetrados en los municipios de Badajoz, Almendralejo, Mérida, Monesterio, Zafra, Olivenza, Gévora, Feria y Cáceres

El Área de Investigación de la Guardia Civil de Badajoz detuvo a siete vecinos de esta capital pacense a los que se les implica en 27 delitos de hurtos en establecimientos comerciales de Extremadura.

Desde finales del pasado año, la Guardia Civil investigaba una serie de hurtos perpetrados en establecimientos comerciales de diferentes municipios, en los que los autores, una vez en el interior de los locales, aprovechaban el descuido de los dependientes para sustraer los productos que se encontraban a la venta, camuflándolos bajo sus vestimentas.
 
Con las gestiones practicadas y revisión de imágenes de seguridad de los establecimientos, se pudo averiguar la implicación de un grupo formado por cinco mujeres y tres hombres pacenses, todos ellos con antecedentes por hechos similares, con un rol bien definido en el momento de actuar.

La cabecilla organizaba la forma de llevar a cabo las acciones delictivas, concertando el pago de una cantidad de dinero a uno de ellos, quien realizaba el transporte de los otros componentes hasta el lugar de comisión de los hurtos, donde una vez se apoderaban de los productos, huían en el mismo vehículo que los esperaba en las proximidades.

Se apoderaron de productos de alimentación de alta calidad y prendas de vestir, valoradas en unos 30.000 euros, en supermercados y centros comerciales de los municipios de Badajoz, Mérida, Almendralejo, Monesterio, Zafra, Olivenza, Gévora, Feria y Cáceres, que posteriormente vendían a terceras personas.

Con las pruebas incriminatorias, el pasado lunes se localizó y detuvo en esta capital a siete de los integrantes del grupo delictivo, instruyéndoles diligencias por su implicación en los 27 hurtos perpetrados en los diferentes municipios extremeños. Constataron que la cabecilla quebrantó la orden de prohibición de entrada en uno de los centros comerciales que tenía dictada por la autoridad judicial.

Ahora, la Guardia Civil continúa con las gestiones para tratar de localizar y detener a otra coautora de los hechos.

Las diligencias junto con los ahora detenidos han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Badajoz.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.