El pasado fin de semana se han celebrado las Fiestas en Puebla de Sancho Pérez

Raquel Blanco fue coronada como Reina de las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de Belén el pasado 7 de Septiembre.  En el acto también se le impusieron las Bandas a sus Damas de Honor, Noelia Amador y Rocío Fernández.

Puebla de Sancho Pérez ha celebrado del 7 al 10 de septiembre sus fiestas patronales en honor a la Virgen de Belén. El resumen de los actos nos llega desde el Área de Información del Ayuntamiento.
El viernes 7 de septiembre fue el día más emotivo y solemne para la localidad que además disfrutó del pregón a cargo de la Cardióloga Araceli Boraita, natural de Puebla de Sancho Pérez y Jefa de Cardiología del Consejo Superior de Deportes.  El alcalde, José Agustín Reja Rodríguez, destacó la importancia de estas fiestas patronales donde todos los vecinos y vecinas acuden a disfrutar de la convivencia y del ocio en sus fiestas mayores. En su discurso de apertura, quiso agradecer la implicación y colaboración de todos los vecinos en la planificación y organización de los eventos. No obstante, sin la participación ciudadana muchas actividades no podrían celebrarse.

Araceli Boraita recordó sus años de infancia en su pueblo, años rodeada de familia y amigos y que según destacó “dejaron un gran poso en su vida” puesto que siempre tiene presente a su pueblo tanto cuando vuelve como cuando reside en Madrid por su trabajo. 

Se refirió a su trabajo como una carrera apasionante, puesto que todos los deportistas de élite de las distintas selecciones nacionales han trabajado y han delegado el cuidado de su salud en ella, para ella “son como sus hijos”. Araceli Boraita animó a toda la ciudadanía  a seguir creciendo y desarrollándose como pueblo.

El acto del pregón abrió las puertas a las fiestas patronales que continuaron con verbenas populares y fiestas para jóvenes.

El día 8 de septiembre se procedió al traslado de la Virgen hasta la parroquia, un día muy señalado para los vecinos y vecinas de Puebla que cuentan con una gran devoción a su imagen. La tarde fue taurina, con un festival celebrado con motivo del Día de Extremadura.

El 9 de septiembre acogió espectáculos de humor y magia para toda la familia, una vez entrada la noche se continuó con la verbena popular. Música y baile hasta llegar al lunes 10 de septiembre donde la Pirotécnia Virgen de Belén cerró las puertas con la gran colección de fuegos artificiales.
El alcalde destacó del cierre de las fiestas patronales, con una colecciónn inédita en Extremadura y que fue emocionante y entrañable para todos, ya que la gran colección de fuegos piromusicales, formó parte de un homenaje a Francisco Zambrano Boraita, esposo de la propietaria de la pirotecnia, fallecido hace pocos meses y que tuvo una participación muy activa en el pueblo.