El actor fontanés Manuel Enríquez participa en ‘Perros en danza’, uno de los montajes teatrales más destacados en la ‘Muestra de nuevos creadores escénicos’ de Madrid

“Compagino la interpretación con trabajos de decorador en programas televisivos como Supervivientes o First Dates. Lo hago por dinero, hay que comer mientras llega ese papel con que el siempre se sueña”

El fontanés Manuel Jesús Enríquez Luengo es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Castilla La Mancha. La carrera que, a priori, respondía a su inquieta personalidad y que le permitió coquetear y realizar trabajos como fotógrafo , decorador o ilustrador. De hecho, tiene en su haber un buen puñado de  exposiciones realizadas en distintas salas o locales particulares y alternativos de Madrid.

Hasta que descubrió ‘el veneno del teatro’ por casualidad: “A mí siempre me ponían los compañeros delante de la cámara en los trabajos de clase, y de repente descubrí que aquello enganchaba”.

Y así, se fue a Madrid “con una mano detrás y otra delante”, y trabajando en lo que podía mientras se formaba:  “ Trabajé mucho en la hostelería. Nada nuevo. Buena parte de la mejor cantera de actores de este país han sido y son ocasionalmente camareros”. Simultáneamente,  se introdujo en la formación actoral de la mano de profesionales como Miguel Albadalejo, Ismael Moreno, en la Sala  ‘La Cuarta Pared’ o  Francesc Torres, prestigioso investigador en artes escénicas.

“Yo siempre digo que el trabajo del actor es un continuo desamor, que cuando lo tienes lo disfrutas muchísimo, y cuando se termina estás jodidísimo. Hasta que te llaman para otro trabajo y vuelves a enamorarte”

Enríquez Luengo ha participado en un sinfín de cortos y obras de teatro, que le han llevado sobre todo por circuitos alternativos , y por una forma de hacer teatro muy cercana al público, como él mismo  comenta: “Estoy muy satisfecho de mi participación en la obra ‘Perros en Danza’, dirigida por la gran Ana Cavilla. Es un teatro muy cercano a la gente.  Son personajes sacados de las historias reales que, sobre la guerra y la postguerra, le contaron a la directora en una residencia de ancianos”.  ‘Perros en Danza’ fue uno de los montajes más destacados en la Muestra de Nuevos Creadores Escénicos que cada año se organiza en la madrileña ‘Nave 73’.

Otro gran éxito para el actor fontanés ha sido el montaje de ‘Mosca’, con la compañía Shudum. Una reflexión sobre el acoso escolar: “Es una obra que hemos llevado a otras comunidades autónomas, y siempre hemos conseguido tocar la fibra de los espectadores, incluso lágrimas. Una obra que hemos compartido con familias que han tenido ese problema dentro, y que aún supone un tabú, hay muchos padres a los que le cuesta reconocer que sus hijos sufren bullying.”

Desde el pasado año, Manuel J. Enríquez trabaja como decorador o atrezzista en el programa de Telecinco, 'Supervivientes'. De hecho se va a ir a Honduras durante unos meses, y también ha decorado un barco para una edición especial de ‘First Dates 2’, que aún no se ha emitido.  “ Estos trabajos los hago por dinero, hay que comer mientras llega ese papel con que el siempre se sueña”.

Y sostiene: “Creo en la serendipia, ese andar buscando algo y encontrarte con otra cosa inesperada por valiosa. Los actores estamos en esa búsqueda continua . Vivimos en y de la pura incertidumbre, pero es lo que me mola de la profesión. Me moriría si tuviera que estar sentado 8 horas diarias en una oficina y con un trabajo rutinario. Sé que es lo que preferirían mis padres, pero no es una opción de vida para mí”.

Ojalá que esa serendipia le traiga alguna vez al escenario del Teatro Romano de Mérida, uno de sus sueños por cumplir.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.