Emotiva celebración de las bodas de plata sacerdotales de Francisco Javier Moreno

El presbítero estuvo acompañado de sus familiares, compañeros sacerdotes, congregaciones religiosas y muchos fieles y amigos

Francisco Javier Moreno Soltero, párroco de Fuente del Maestre y vicario episcopal de la archidiócesis de Mérida-Badajoz, conmemoró este domingo 17 de noviembre sus bodas de plata sacerdotales con una celebración muy emotiva en la parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria.

El presbítero, que durante su ministerio sacerdotal ha desempeñado su labor en Talavera la Real, Mérida, Don Álvaro y Fuente del Maestre, estuvo acompañado de sus familiares, compañeros sacerdotes, diferentes congregaciones religiosas y muchos fieles y amigos.

La celebración de estas bodas de plata comenzó con una eucaristía donde participaron los diferentes grupos de la parroquia, y en su homilía, Javier Moreno comentó “las cinco claves con las que he intentado llevar mi ministerio: no acostumbrarme a ser sacerdote, entender que el ministerio no era para mí un provecho de buscar éxito sino un servicio para la gloria de Dios, vivir en la Iglesia para el bien del pueblo de Dios, llevar a cabo la misión de anunciar a Jesucristo y acompañar a los pobres a los que he intentado acoger y a los niños y los jóvenes porque son el futuro pero también el presente de la Iglesia y así me he rejuvenecido yo”.

Además, confesó que “durante estos 25 años muchas veces he acertado y en otras me he equivocado, a veces no he estado a la altura de Dios y de vosotros, no he sabido ser signo de Dios para vosotros y por ello os pido perdón de corazón, pero el ministerio es algo dinámico donde me voy haciendo sacerdote a medida que me hago discípulo de Dios”.

En su discurso, este sacerdote diocesano quiso “agradecer a Dios por todos los sacerdotes con los que he compartido ministerio, por todas las comunidades que le han dado sentido a mi labor sacerdotal, por las comunidades religiosas consagradas y de una forma especial a nuestra querida Estrellita, por los niños y jóvenes que han sido mi preocupación, por todas las personas enfermas y pobres que me han ayudado a descubrir el misterio de la cruz, por todos los grupos de esta parroquia, por mi pueblo, La Garrovilla, donde están mis raíces y la Virgen de la Caridad a la que siempre llevo en el corazón, por mi familia ya que no me puedo entender sin ellos, y por todos los que estáis aquí, por preparar esta fiesta con cariño, me siento querido y agraciado por tanto amor”.

Finalmente, lanzó un mensaje: “Pedid al Señor que siga siendo fiel, que sea capaz de reavivar mi ilusión primera, y que el Santísimo Cristo de las Misericordias que es vida que nos sostiene, me dé sus entrañas de misericordia”.

Cuando la eucaristía llegaba a su fin, los niños y niñas de catequesis sorprendieron a Javier Moreno con una canción sorpresa dedicada a él, y con varios regalos en nombre de toda la comunidad parroquial de Fuente del Maestre. El Ayuntamiento fontanés también se quiso sumar a esta celebración con la entrega de una placa conmemorativa por parte del alcalde de la ciudad, Juan Antonio Barrios.

A continuación, la fiesta continuó con una comida compartida que sirvió de homenaje para quien lleva 13 años como párroco de Fuente del Maestre.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.