La justicia obliga a la Consejería de Educación a ofertar griego “por ser materia troncal de opción”

Considera que la resolución de la Consejería de Educación avalando la decisión del IES Suarez de Figueroa de Zafra de suprimirla de la matrícula es contraria a derecho

La Plataforma Educativa ‘Escuela con Clásicos’ expresa su satisfacción por la sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Badajoz, que invalida, por ser contraria a derecho, la resolución dictada por la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura avalando la decisión del IES Suarez de Figueroa de Zafra de suprimir la materia de Griego de la matrícula en Bachillerato.

El juzgado reconoce que la asignatura de Griego tiene carácter troncal de opción, por lo que debía haber sido ofertada en el proceso de matrícula. Advierte también que el proceso de “prematriculación” aducido por el centro para suprimir la materia no está previsto legalmente, más allá de una mera previsión con fines organizativos ulteriores, pero siempre entendiéndolo como un proceso orientativo y en ningún caso vinculante ni obligatorio, pues la ley no lo contempla.

La sentencia no deja lugar a duda, habida cuenta de los escritos firmados por varios alumnos, en que había un interés por su parte de cursar la asignatura de Griego en Primero de Bachillerato en el curso 2018/2019. Sin embargo, al no ser incluida en los impresos de matrícula, no tuvieron opción alguna de formalizar su matriculación en la asignatura, condenada así a desaparecer del IES Suárez de Figueroa en cursos posteriores.

En su argumentación, la sentencia recuerda el apartado 5 del artículo 45 Decreto 98/2016, de 5 de julio, por el que se establecen la ordenación y el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato para la Comunidad Autónoma de Extremadura: “En ningún caso se podrá limitar la elección de asignaturas pertenecientes a las materias generales del bloque de asignaturas troncales, independientemente del número de alumnos que se matriculen en las mismas”. Por tanto, cuando la asignatura ni siquiera se oferta y por ende no aparece en los impresos de matrícula, se ha invertido el procedimiento legalmente establecido, por lo que la resolución que es objeto de este procedimiento no es conforme a derecho.


Con independencia de que la resolución de la Consejería ha quedado invalidada por la supresión de la materia de los formularios de matrícula, la decisión del centro de no impartir Griego amparándose en su solicitud por un grupo inferior a diez alumnos, la sentencia no deja duda de que la asignatura de Griego es perfectamente incardinable en la excepcionalidad contemplada por la propia norma autonómica, relacionada con el “carácter propedéutico de las materias para el acceso a estudios superiores, las características del alumnado, el número de alumnos en la etapa y otras de naturaleza análoga”.

El juzgado extremeño considera, por tanto, que la resolución impugnada es contraria a derecho, por vulnerar lo previsto por los preceptos que regulan el Bachillerato, lo cual causó un perjuicio a los alumnos que hubieran querido cursar la asignatura (que, ciertamente no sabemos cuántos son, pero existen pruebas documentales de que eran varios), y también al profesor de la asignatura, que ve afectado de manera notable su horario, y, ante el riesgo objetivo cierto de que la asignatura deje de impartirse, se ve obligado a solicitar traslado a otro centro en una ciudad distinta, lo que también afecta, no solo a su situación profesional, sino también a su situación personal y familiar.

Por todo ello, el fallo del juzgado deja sin efecto la resolución de la Consejería de Educación impugnada por no ser conforme a derecho, debiendo la Administración demandada ofertar la asignatura de Griego en cursos futuros en el I.E.S. ‘Suárez de Figueroa’ de Zafra, por tratarse la misma de una materia troncal de opción.

Nos encontramos, sin el menor atisbo de duda, en el mundo al revés, esto es, alumnos y profesor solicitando amparo judicial respecto de una Consejería de Educación y Empleo que tenía el deber de proteger el ejercicio de sus derechos, en particular, el de estudiar lo que necesitan para acceder con garantías a sus estudios superiores.

Escuela con Clásicos recuerda a la administración educativa extremeña, así como a todas las consejerías de educación autonómicas, que permanece alerta ante la aparición de nuevos casos de supresión arbitraria del itinerario de Humanidades, especialmente la de la materia de Griego, que está amenazada de muerte en el seno de Bachillerato español, y todo ello obedeciendo a razones estrictamente económicas, como la del IES Suárez de Figueroa de Zafra, que en este caso pretendía amortizar la plaza de una profesora jubilada al finalizar el curso pasado.

“Aprovechando el comienzo de la planificación de cupos para el curso 2019-2020, hacemos un llamamiento al Ministerio de Educación a que supervise el cumplimiento de las normas estatales y autonómicas de todas las administraciones con competencias en educación, para que un Estado con tantas raíces grecolatinas como España no deje morir a la enseñanza de Griego con el mezquino fin de ahorrarse un puñado de profesores, después de que hace pocos meses el Parlamento aprobara por unanimidad solicitar a la UNESCO la Declaración del Latín y el Griego como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, señalan.