Sentencia del juicio sobre la supuesta agresión a Ramón Ropero

En primicia, La Gaceta Independiente les ofrece varios extractos de la sentencia que la Audencia Provincial de Mérida ha dado a conocer hoy lunes 9 de enero y donde se declara absueltos los a 11 imputados por los hechos acaecidos el 30 de septiembre de 2005 a la salida del un pleno, y donde el alcalde de Villafranca de los Barros, Ramón Ropero, denunció una agresión, por la que se solicitó hasta 6 años de cárcel.

 

Entre los aspectos más destacados de la sentencia, se concluye que "no existen suficientes elementos incriminatorios que permitan válidamente destruir la aludida presunción de inocencia ". No obstante, se considera que "algunas personas se dirigieron hacia el alcalde de la localidad cuando menos de forma brusca e incluso con cierto grado de violencia", pero se considera que ningún testigo ha podido identificar a ninguno de los acusados.

Especialmente importante en la sentencia parece la declaraciones de los Guardias Civiles y Policías que estuvieron en los hechos. Así, la sentencia aclara que ninguno de ellos pudo ver a los acusados en tal situación.

Según la sentencia, "mención especial merece la declaración del entonces Subinspector Jefe de la Policía Local de Villafranca, pues es el único que, directamente señala a José Barroso (...) como la persona que alcanzó al alcalde con un puñetazo". La Sala no estima esta declaración determinante para disvirtuar la presunción de inocencia, al ser estas manifestaciones diferentes al resto de miembros de las fuerzas de seguridad.

Nuevamente menciona al ex-jefe de la Policía Local, Juan Domínguez, cuando la Sala hace referencia a un informe de éste que "ha sido incorporado a la causa en fechas muy posteriores (más de dos años después)", y que no consta que pasara por ninguna dependencia municipal.
Sobre la declaración de Ramón Ropero, la Sala dice que Ropero "afirmó que la acusada Manuela García estuvo entre el grupo que se le abalanzó y en el plenario dijo que no la vio esa noche". La Sala cuestiona porqué en su denuncia inicial señala a unas personas como autores de la agresión y luego añade a otras a raíz del informe anteriormente citado del ex-jefe de la policía local.
Sobre la imputación a Reyes González, la sentencia dice que "el delito de atentado tampoco ha sido mínamemente probada. Ni un solo de los testigos que declararon en juicio ha aludido a acto alguno que puede calificarse como incitación al grupo de personas que se hallaban concentrada para que acometieran al alcalde. El acusado, además de informar a los manifestantes del final del pleno del ayuntamiento, se limitó a pedirles, con el sistema de megafonía allí instalado, que mantuvieran la calma y no otra cosa".
Las costas del proceso se declaran de oficio.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.