La Guardia Civil detiene en la A-66 a dos personas que arrojaron desde el vehículo un kilo de hachís

El pasado martes, en la A-66 a su paso por Calzadilla de los Barros, la Guardia Civil detuvo a dos vecinos de Cáceres como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

Fue la madrugada del pasado martes cuando agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Badajoz que se hallaban realizando un punto de verificación para la prevención del tráfico de sustancias estupefacientes en la carretera A-66 a su paso por el término municipal de Calzadilla de los Barros observaron cómo un vehículo que circulaba por la citada vía, al percatarse de la presencia de estos, redujo considerablemente su velocidad para después aproximarse lentamente. En ese lapso los agentes pudieron observar cómo arrojaban un paquete a las inmediaciones de la misma.

Interceptado el vehículo e identificado sus ocupantes, dos vecinos de la localidad de Cáceres, inspeccionaron el paquete que habían arrojado a la cuneta y comprobaron que se trataba de una camiseta que envolvía 1.000 gramos de polen de hachís.

Así mismo, en el transcurso de la identificación e inspección registraron sus pertenencias encontrando en las vestimentas de uno de ellos 34 gramos de cocaína.

De estas cantidades de drogas se obtendrían en el mercado ilícito unas 4.161 dosis.

Los ahora detenidos, a los que no les constan antecedentes, manifestaron  que la droga procedía del sur de la península; los agentes barajan la hipótesis de que la misma pudiera tener como destino para su supuesta distribución y venta la localidad de residencia.
 
Las diligencias, junto con los detenidos, fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra, decretando la autoridad judicial la libertad con cargos de ambos.