Caja Rural de Extremadura y Cruz Roja Española impulsan el empleo de más de 3.000 personas vulnerables en la región 

 
 
Caja Rural de Extremadura ha suscrito hoy un nuevo acuerdo de colaboración con Cruz Roja Española para dar continuidad al apoyo al Plan de Empleo para las personas más vulnerables que esta organización viene desarrollando en Extremadura. 
  
El presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, que ha firmado el convenio en presencia del director general de la Caja Rural, José María Portillo, y el coordinador autonómico de Cruz Roja en Extremadura, José Aurelio González, ha destacado que Caja Rural es una entidad “sensible y cercana a la sociedad extremeña” y por eso “quiere contribuir con la labor social que desarrolla Cruz Roja”, que ha tenido una importante repercusión. 
  
La colaboración de la entidad con Cruz Roja durante los dos últimos años ha permitido impulsar la empleabilidad de más de 3.000 personas vulnerables con dificultad de acceso al mercado laboral, de las que 860 han encontrado trabajo. Además, más de 750 personas han mejorado sus competencias y más de 600 se capacitaron en un oficio, aumentando así sus posibilidades de acceder a empleo. 
  
Según ha apuntado el coordinador de la organización, del total de personas beneficiarias 1.854 (61%) son mujeres, que siguen siendo el colectivo con más dificultades para el empleo, seguida de las personas migrantes y refugiadas, jóvenes con baja o nula cualificación y las personas desempleadas de larga duración y con más de 45 años. 
  
El perfil mayoritario es mujer, migrante, con una edad comprendida entre los 24 y los 54 años, con baja o nula cualificación y en desempleo desde hace más de un año. 
  
En 2017, el Plan de Empleo de Cruz Roja ha contado con más de 550 empresas colaboradoras que han permitido gestionar 451 ofertas de empleo y de 87 prácticas formativas en diferentes sectores que necesitan profesionales y apuestan por brindar una oportunidad a quienes más lo necesitan. 
  
El Plan de Empleo de Cruz Roja Española está orientado a facilitar la integración de las personas más vulnerables a través de su inserción en el mercado de trabajo, aumentando su empleabilidad a través del refuerzo de sus capacidades y competencias, manteniéndoles activos en sus procesos de búsqueda de empleo y facilitando el acceso al trabajo a través de la intermediación con las empresas. 
  
Además, desde el plan y a través de campañas específicas, se contribuye a la creación de un entorno laboral y social inclusivo para las personas, reduciendo las barreras de género, origen o edad que dificultan la igualdad de oportunidades de trabajo. 
  
Este nuevo convenio se enmarca en la labor social que Caja Rural de Extremadura realiza a través del Fondo de Educación y Promoción, dentro de su compromiso con el desarrollo económico y social de la región. 
 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.